Madres reclaman a sus hijos internados en albergue en Puebla

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax.20 de junio del 2014.– El Gobierno del Estado, a través de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), acompaña a seis padres de infantes de Oaxaca internados en la Casa Hogar Domingo Savio, ubicada en la capital del estado de Puebla, donde presuntamente algunos alumnos fueron víctimas de violencia y abuso sexual.

 La subprocuradora de Delitos por Razón de Género, Ileana Hernández Gómez informó que los familiares de los chicos –de 14 años de edad originarios de la región de la Cuenca del Papaloapan-  ahora, después del arresto de los responsables de la institución, buscan recuperar a sus hijos.

 A su vez, la agente del Ministerio Público y una comandante de la PGJ , permanecen desde el lunes a la fecha en la capital de Puebla con el objetivo de brindarles la atención, una vez que se corroboré que los niños instalados en el Sistema DIF estatal son de origen oaxaqueño.

 La subprocuradora refirió que hasta hoy están identificados  12 menores oaxaqueños de 12, 14 y 16 años,  aunque las primeras  versiones referían que 24 de los 30 rescatados de la Casa Hogar son de la Cuenca del Papaloapan; “por esa razón ambas servidoras públicas permanecerán en la capital poblana hasta que concluyan las dirigencias”, aseguró.

 De acuerdo con la versión de los padres ante la  falta de recursos económicos convinieron entregar a sus hijos en custodia a los directivos de la Casa Hogar que en les garantizaron desde 2013  albergue, comida y educación.

 Al principio, mencionan,  los visitaban mensualmente  en las instalaciones del supuesto internado pero después los profesores les pidieron únicamente tener comunicación vía telefónica. En su momento, ningún muchacho denunció maltrato físico ni psicológico, asientan.

 Los padres de los niños oaxaqueños recibirán asistencia jurídica para comparecer ante el Ministerio Público de Puebla que conoce del asunto, para la recuperación  de sus hijos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.