Avalan diputados Ley de Hidrocarburos y fracking

MVS

Oaxaca, Oax.,  29 de julio del 2014.- En medio de protestas de la izquierda, que desplegó mantas, carteles y cartones con la figura de Lázaro Cárdenas, para expresar su repudio a la reforma constitucional y las leyes secundarias energéticas, la Cámara de Diputados arrancó el cuarto periodo extraordinario para desahogar dicho tema.

Después de 20 horas de sesión ininterrumpida, excepto por el receso que se abrió minutos antes de las 6 de la mañana, debido al sismo que se sintió en la capital del país, los ordenamiento se aprobaron en lo particular, con 310 votos a favor y 106 en contra.

Luego de discutir por horas y desahogar aproximadamente 790 reservas, el presidente de la Mesa Directiva, José González Morfín, decretó un receso en los trabajos, hasta las 14:00 horas.

El primer paquete de leyes energéticas salió por votación mayoritaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Verde Ecologista (PVEM) y el Partido Nueva Alianza (PANAL).; y el voto en contra del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo (PT) y la bancada del Movimiento Ciudadano (MC).

El proyecto con algunos cambios, será enviado al Senado de la República, para continuar con el proceso legislativo.

De ese modo, los diputados avalaron la creación de la Ley de Hidrocarburos, así como algunos cambios a la Ley de Inversión Extranjera, la Ley Minera y la Ley de Asociaciones Público Privadas.

Con dichos ordenamientos, se autoriza la aplicación del “fracking” o fractura hidráulica como técnica para extraer gas shale, así como la ocupación temporal de tierras, para labores de exploración y extracción de hidrocarburos.

Desde el inicio del encuentro, legisladores de izquierda, derecha y del PRI, se enfrascaron en una serie de acusaciones y calificativos como “vende patrias”.

Tras el rechazo a 8 mociones suspensivas, los posicionamientos de los partidos y una larga serie de discursos a favor y en contra, pasadas las 17:00 horas de este lunes, las leyes se aprobaron con 330 votos a favor y 129 votos en contra.  Tras la protesta perredista, inició el desahogo de las más de 790 reservas.

Alrededor de las 22 horas, los congresistas entraron al debate de uno de los temas más polémicos: el fracking o fractura hidráulica. Las propuestas para intentar eliminar su autorización no prosperaron, de modo que en cuanto la normatividad entre en vigor, los contratistas privados nacionales y extranjeros, al igual que PEMEX, podrán realizar esa actividad a gran escala.

Dos horas después, pasadas las 00:00 horas, la asamblea abordó otro de los asuntos centrales: la “ocupación temporal” de tierras, por parte de contratistas privados para explorar y extraer hidrocarburos.

Los diputados de izquierda calificaron como “una simulación” los ajustes propuestos, pues en los hechos representarán el “despojo” al propietario, aun cuando éste llegue a un acuerdo con el contratista, para ceder el aprovechamiento de las tierras, a cambio de contraprestaciones.

Pese a los reclamos y advertencias de que en México se registrarán “muchos Atencos”, las reservas presentadas por el presidente de la Comisión de Energía, Marco Bernal, se aprobaron alrededor de las 02:30 horas de este marte 29 de julio.

También de madrugada, los congresistas aprobaron una reserva del PAN sobre el tema de “seguridad energética”, en el marco de la Ley de Inversión Extranjera, para no generar confusiones y refrendar los controles del Estado mexicano en materia de seguridad nacional y certeza jurídica en el ámbito marítimo.

Muchas horas antes, al abordar la discusión en lo general, los legisladores se enfrascaron en una serie de señalamientos por “traición a la Patria”.

En el marco, los perredistas desarrollaron la que sería su principal protesta. Durante unos minutos ocuparon la Tribuna, donde extendieron una gran manta con la frase “Ni los veo ni los oigo, sólo los vendo”, y las siluetas de los ex presidentes Carlos Salinas, Vicente Fox y el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, en las que también colocaron los logotipos de empresas petroleras trasnacionales, como Exxon, Chevron y Shell.

También desplegaron cartones con la figura del general Lázaro Cárdenas, con frases alusivas a la protección al ambiente, a la soberanía energética y distintas expresiones de rechazo a la privatización energética.

De igual modo, mostraron los cartones que simulaban tarjetas del Banco Monex y que  por un lado decían: “Legaliza el despojo de tierras. MASTER PRIAN”; y por el frente: “Ni los veo, ni los oigo. Sólo vendo. MASTER PRIAN. MONEX TRAIDORES”.

Técnicamente no se trató de una toma de Tribuna, pues cuando comenzó la presentación de las reservas, los legisladores bajaron del lugar, pero dejaron en él sus mantas y carteles.

El hecho molestó a los legisladores panistas, que en voz del diputado Juan Bueno, demandaron retirar los materiales.

Bueno Torio argumentó que era incorrecto hacer propaganda a empresas extranjeras, asociadas al logotipo del PRD. Aunque aclaró que su solicitud, no incluía retirar las imágenes del general Cárdenas, la Mesa  Directiva, en ese momento a cargo del diputado Marcelo Torres, no atendió el llamado.

Pese a que con días de anticipación, la Junta de Coordinación Política había acordado organizar el debate por temas, para evitar sesiones de madrugada y que la presentación de reservas se disparara, al final los legisladores de izquierda prefirieron ocupar toda la noche en subir a la Tribuna para dar argumentos y proponer cambios.

Originalmente, la discusión se dividió en asuntos centrales: seguridad energética, trato discriminatorio hacia PEMEX, contratos y asignaciones; protección al medio ambiente y fractura hidráulica, uso y ocupación temporal de tierras y contenido nacional y temas laborales.

Sin embargo, a lo largo del encuentro hubo reiteradas referencias a temas que se abordarán en sesiones posteriores, como el pasivo laboral de PEMEX y el recorte a los recursos de los estados.

En la presentación de posturas a favor y en contra, no se hicieron esperar las acusaciones de la izquierda contra la mayoría, por “traición a la Patria”.

Al sentirse aludidos, diputados del PAN y el PRI reviraron El legislador del albiazul, Rubén Camarillo, fue tajante al asegurar que los verdaderos “traidores” están en la izquierda, al pretender impedir la modernización del sector energético, con fines electorales.

Camarillo Ortega calificó la reforma energética como “un triunfo cultural del PAN” y acusó a los perredistas de “mentir” a los ciudadanos al denostar los cambios, con el único fin de sacar provecho electoral en el 2015.

“Son sólo algunos ejemplos de las mentiras que aquí se han venido a decir. Todos estos planteamientos carecen de fundamento, no hay sustento técnico y menos racional porque es sólo la postura de estar en contra de todo y a favor de nada, no hay propuestas, sólo descalificaciones, si esa es la postura que satisface a la izquierda, pues que  se lo coman. Como oposición nosotros no lo haremos”, intentó componer la frase.

A ese pronunciamiento se sumó el diputado priísta, Antonio Astiazarán, quien dijo a los congresistas de izquierda, que los traidores son ellos, por oponerse a brindar energías más limpias y accesibles a la población.

El diputado del PRD, Alejandro Cuevas, respondió a los adjetivos, al asegurar que a los perredistas podrán decirles “electoreros”, pero nadie los puede llamar “ratas” ni “vende patrias”.

Por su parte, la vicecoordinadora de la Mesa Directiva de San Lázaro y diputada del PRD, Aleida Alavez, pidió recordar que la vez anterior que en México se atentó contra la propiedad de la tierra, hubo una revolución.

Alavez Ruiz también advirtió que poco se ha abordado el tema, pero es un serio riesgo que en compañía de los inversionistas extranjeros, lleguen a México enviados de los gobiernos respectivos, con el propósito de defender sus intereses energéticos.

También en contra, el coordinador del Sol Azteca, Silvano Aureoles, criticó que el Gobierno Federal abra el camino para entregar la riqueza energética a manos privadas.

Recordó que las privatizaciones en México no han generado más que incentivos a la corrupción y pobreza.

Advirtió que con la Ley de Hidrocarburos, se pone al país al borde del “sometimiento” a gobiernos y empresas privadas.

“De nada sirve” que digan que los energéticos siguen siendo de los mexicanos, cuando en la ley los entregan a los inversionistas privados; “de nada sirve hablar de soberanía nacional”, si se entregan las ganancias y los recursos a manos ajenas, alertó.

Reiteró que los precios de la luz y el gas no bajarán, como ofrece el Gobierno Federal, mucho menos los de la gasolina, por lo que exigió no mentirle a la ciudadanía con promesas que no se cumplirán.

Su compañero de bancada, Luis Espinosa, insistió en que si se quiere combatir la corrupción en el sector energético, el Gobierno Federal debería “meter a la cárcel” a los líderes sindicales corruptos, “que gastan el dinero público en yates y viajes”. Ello, en referencia al secretario general del sindicato petrolero y senador del PRI, Carlos Romero Deschamps.

El vicecoordinador del PRD, Miguel Alonso, agregó que los ciudadanos no pueden pagar las pensiones de quienes en PEMEX, cobran beneficios de 70 mil pesos mensuales.

También recriminó que con la Ley de Coordinación Fiscal, el recorte a las participaciones de los estados se duplique, al superar 23 mil millones de pesos. Advirtió que en su momento, el pueblo de México sabrá revertir la reforma constitucional.

Para responder a las críticas, el diputado Juan Bueno exhortó a “leer bien” el proyecto y aseveró que de ningún modo, el Estado renuncia al control de sus energéticos.

Recalcó que si habrá mejores precios en gas y luz, pero esto sucederá dentro de 4 o 5 años, cuando la reforma “madure”. Aprovechó para recriminar a quienes “quieren torpedear” la reforma.

Luego de la larga ronda de posicionamientos a favor y en contra, en la discusión  general, y cuando se tomaba la votación, se presentó la protesta perredista.

Unos 10 minutos después, inició la presentación de un total de 793 reservas presentadas en su gran mayoría por congresistas de izquierda, algunas del PAN y un par de ellas, por el presidente de la Comisión de Energía y diputado del PRI, Marco Antonio Bernal.

Catorce horas después, los legisladores votaron en lo particular y dieron por terminado el encuentro. El presidente de la Mesa Directiva, citó  a las 14:00 horas, para reanudar los trabajos extraordinarios.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.