Conoce los beneficios inmediatos al dejar de fumar

Redacción MVS

México, D.F., 16 de julio del 2014.- Lo has pensado muchas veces. Sabes que está mal y cuánto daño le haces a tu salud pero cada vez que quieres dejarlo piensas: “bueno, la semana próxima”. Siempre es un buen momento para dejar el cigarro, un mal hábito que todos sabemos cuán nocivo es, así que hoy te presentaremos los beneficios inmediatos de dejar de fumar. Por si lo estás considerando, te animes aún más.

Sin importar tu edad ni el número de cigarros que consumes diariamente, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, cuando dejas de fumar el sentido del olfato se recupera notablemente casi de forma inmediata así como la capacidad respiratoria. El ritmo cardíaco se recupera y normaliza, y veinte minutos tan solo después de dejar el cigarro la presión sanguínea baja casi al mismo nivel en que se encontraba antes de fumar el último cigarro. La temperatura de las extremidades se normaliza (pues se ve alterada mientras fumamos) y también se mejora el aliento notablemente, se reduce el estrés y el nerviosismo.

A las ocho horas después de no haber consumido tabaco los índices de monóxido de carbono en la sangre disminuyen a niveles normales. 24 horas después también disminuye de forma importante el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Una semana después de haber consumido el último cigarro mejora notoriamente la tos, la congestión nasal y el cansancio y los pulmones se limpian aunque sea de forma parcial. El individuo nota que puede respirar mucho mejor y que se reducen también las alergias respiratorias y por ende las infecciones.

Aunque los fumadores creen que es un mito creado con la finalidad de asustarlos y que dejen el tabaco, es completamente cierto que el cigarrillo afecta la función sexual tanto de hombres como de mujeres y daña la calidad del esperma y los óvulos. Cuando ha pasado un año desde que una persona dejó de fumar los riesgos de desarrollar una insuficiencia coronaria se reducen casi a la mitad de los que enfrenta cualquier fumador.

Ocho años después disminuye por completo el riesgo de presentar cáncer de boca, laringe, esófago, vejiga, riñón y páncreas y el riesgo de contraer cáncer de pulmón se reduce a la mitad de la probabilidad que tiene una persona que sigue fumando. Eso sin contar el daño provocado a los fumadores de segunda mano que están cerca de quien fuma, que también corren importantes riesgos.

Cuando vivimos en ciudades tan grandes como el Distrito Federal, el solo hecho de salir a la calle y trasladarnos hasta nuestros centros de estudio o trabajo implica someter al cuerpo a tensiones en muchos casos innecesarias. Y si además de todo le agregamos todos los daños que nos provoca el cigarro, le estamos restando tiempo precioso a nuestra vida y a nuestro organismo.

Un buen tip es que guardes en una alcancía el dinero equivalente a una cajetilla de cigarros y al final de un cierto periodo de tiempo con eso te hagas algún regalo, una cena en algún lugar lindo o un bonito par de zapatos. Eso y la enorme satisfacción de saber que tu fuerza de voluntad fue mucho mayor que un mal hábito que solamente te estaba haciendo daño. Así que si estás leyendo esto y has pensado en más de una ocasión en dejar de fumar ¿qué esperas? Esta es tu oportunidad, apaga ya ese cigarro y regálate el presente más valioso: tu propia salud.

Con información de Fundación UNAM

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.