Consejeros del INE Aprueban el Antidumping

MVS

México, D. F., 14 de julio de 2014.-  Con la demanda de recibir un trato igualitario por parte del Partido del Trabajo, con voto unánime, los integrantes del Consejo General del INE aprobaron lo que llamaron el antidumping para que partidos políticos, precandidatos y candidatos a puestos de elección popular, no sólo financien sus campañas con dinero licito, sino también para que no rebasen el tope de gasto de campaña.

Para defender el Plan de Trabajo para el desarrollo del Sistema en Línea de Contabilidad de los Partidos Políticos, el consejero Ciro Murayama Rendón, refirió que este diseño tiene como propósito que los procesos comiciales cumplan la demanda ciudadana, referente a la credibilidad y a la legitimidad de los mismos.

“Para decirlo coloquialmente la fiscalización de los recursos de los partidos políticos es antidumping de la contienda política, el hecho de que tengamos partidos auditados, fiscalizados hasta la sociedad es una condición de la credibilidad y de la legitimidad de los propios partidos políticos y es creo, una buena noticia este sistema este ya en marcha y nos asegure que en la próxima contienda electoral la fiscalización va ser esa ya con este nuevo modelo”.

Al estar en puerta el inicio de la jornada comicial –siete de octubre- el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, reconoció que el órgano a su cargo trabaja ‘contra reloj’ en diseñar el nuevo modelo de fiscalización.

“No se trata de un sistema sencillo de construir, no se trata de más de un sistema para el que se tenga un tiempo abundante. Estamos contra reloj, para decirlo en términos coloquiales, y estamos frente a un desafío inédito, y subrayo el punto, para las autoridades fiscalizadoras del Estado Mexicano. Desde hace tiempo, como ustedes saben, la Secretaría de Hacienda ha apostado por un mecanismo de expedición de facturas digitales, pero también es cierto que la misma Secretaría de Hacienda está en un proceso de construcción de un sistema que permita la vinculación, el cruce de la información fiscal que produzca, en consecuencia, un control mucho más preciso del cumplimiento de las obligaciones que en materia impositiva tenemos los ciudadanos mexicanos”.

Ante los representante de los partidos políticos y consejeros del poder legislativo ante el INE, Córdova Vianello, afirmó que el diseño de fiscalización a poner en práctica es de una “gran envergadura, que implicará no solamente un enorme esfuerzo por parte de la autoridad electoral para tener a tiempo y con plena operatividad, un sistema que es inédito en el ámbito del Estado Mexicano.

“Vamos a tener, de cara al próximo año, de cara a cada elección, que finiquitar los ejercicios de auditoría de las cuentas de los partidos políticos, de  los ingresos y gastos de las campañas electorales de todos los partidos políticos, en apenas 45 días después de concluido el proceso electoral”.

Esto es así, entre otras razones, porque los resultados de la fiscalización ahora afectan, por mandato constitucional, de manera grave, la validez de las propias elecciones en caso de un rebase de los topes de gasto de campaña arriba del cinco por ciento del máximo permitido por la legislación y que tendrá que determinar, en su momento, esta autoridad electoral.

Para que tenga éxito este modelo de fiscalización, agregó el consejero presidente del INE, se necesita corresponsabilidad de los partidos políticos.

“Pero también va a imponer a los partidos políticos una serie de cargas, de obligaciones, que tendrán en su momento que estar plasmadas en el nuevo Reglamento de Fiscalización, que hasta ahora no habían tenido. La alimentación de este sistema, la carga de este sistema, el nutrir de información al mismo, es una responsabilidad de los propios partidos políticos; y para que, el ejercicio de auditoría pueda estar en tiempo, supone que esa carga tendrá que ser realizada en tiempo real. Es decir, en el transcurso de las pre-campañas, en el transcurso de las campañas electorales, los partidos políticos tendrán puntualmente que estar registrando los ingresos y los gastos que realicen para que el propio sistema permita en tiempo a esta autoridad electoral realizar las compulsas necesarias y finalmente emitir los dictámenes correspondientes. Se trata de una obligación no menor, no es solamente una carga para el Instituto Nacional Electoral, sino es también una carga que el mandato constitucional le impone a los propios partidos políticos”.

El representante del Partido del Trabajo ante el INE, Pedro Vázquez González, único en fijar su punto de vista, demandó que la autoridad electoral dé ‘trato igualitario’.

“Nuestra postura sigue siendo a favor de la rendición de cuentas, pero trato igualitario que permitirá transitar a modelos de fiscalización equitativos y acordes a las nuevas disposiciones legales”.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.