No habrá negociación para ley educativa, sentencia Henestroza

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 9 de julio del 2014.- El integrante de la Comisión Redactora de la Ley Educativa, por parte del Poder Legislativo, Gerardo García Henestroza, adelantó que los 13 puntos que marca la reforma federal educativa, no están sujetos negociación y serán plasmados en la Ley Estatal de Educación que estará lista antes de iniciar el ciclo escolar lectivo 2014-2015 de Oaxaca.

En medio de las acciones radicales de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el también presidente de la Comisión de Admnistración de Justicia de la LXII Legislatura, aclaró los maestros que cobran por honorarios nunca estarán en la nómina del Gobierno Federal.

Pidió al gobierno de Gabino Cué Monteagudo, no dejarse llevar por chantajes, extorsión “y por caprichitos estén amenazando de no permitir la Guelaguetza”.

García Henestroza, delineó entre los puntos torales que tendrá la reforma educativa de Oaxaca, el servicio profesional docente, el cual se refiere a que todos los maestros serán evaluados de manera obligatoria para ingresar, promoverse, recibir reconocimientos y permanecer en el servicio educativo.

En el Ingreso al servicio docente establecerá un perfil docente para cada tipo de plaza; lineamientos para evaluar a los maestros; eliminar el pase automático de las escuelas normales a las plazas; y liberalizar la profesión, pues cualquier persona podría aspirar a ocupar una plaza y no sólo los normalistas, pues de lo contrario sería discriminatorio.

La promoción en el servicio implicará ascender de maestro de grupo a director, asesor técnico pedagógico, y supervisor de zona escolar; así como establecer perfiles de cada uno, lineamientos para la evaluación y quitarle al SNTE los criterios discrecionales que actualmente aplica para promover a los maestros.

Destacó que para fortalecer a la autonomía de gestión de las escuelas para que padres de familia, maestros y alumnos, bajo el liderazgo del profesor, se involucren en la mejora de la infraestructura escolar, la compra de materiales educativos y resolver problemas de operación básicos.

Además de escuelas de tiempo completo, lo cual implica que todos los planteles ofrezcan jornadas de entre seis y  ocho horas diarias, y se prohíba la comida chatarra en las escuelas de México.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.