Vigilancia garantizada en concurso al servicio profesional docente: INEE

MVS

México, D.F., 4 de julio del 2014.- En vísperas de la primera evaluación que se hace en el contexto de la reforma educativa para el ingreso al Servicio Profesional Docente, “importa mucho que salga bien para demostrar que, definitivamente, fue una evaluación universal, limpia y transparente” en cada uno de los momentos del proceso.

De los resultados de esta evaluación “va a depender la credibilidad de los siguientes pasos de la reforma educativa -en el terreno del magisterio- como son la evaluación para el desempeño docente, una evaluación para la promoción horizontal, una evaluación para la promoción en servicio magisterial, la evaluación a puestos directivos, además de la evaluación a los alumnos y a las escuelas; es clave que esta primera evaluación salga bien para asegurar que, de ahora en adelante, vamos a tener en las aulas a los mejores, que frente a los niños estará la gente más capacitada”, confió Sylvia Schmelkes, consejera presidente del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE).

Para la reforma educativa es sustantivo “ponerle orden” al servicio profesional docente, que “estaba muy desordenado” y en ello, la evaluación es fundamental, en particular, el examen que se aplicará a los que se integran a la docencia.

En este 2014, se calcula que sólo uno de cada ocho aspirantes se integrará a los servicios educativos; la Dra. Schmelkes detalló que en el concurso 2014, se asignarán 11 mil 773 plazas y 56 mil horas-semana-mes en educación básica; por estos puestos presentarán examen 149 mil 720 aspirantes.

En el caso del bachillerato, se contará con 2 mil 612 plazas y 75 mil horas-semana-mes; por las que concursarán 42 mil 734 sustentantes. Asimismo, mil 65 postulantes buscarán obtener alguno de los 445 puestos de dirección que también se otorgarán tras la prueba.

La Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente se hará cargo de toda la seguridad durante la aplicación del examen; las autoridades educativas federales ya han identificado “todos los posibles lugares de riesgo”, no solo ante la posible “fuga de materiales” o “algún asalto”, sino incluso, ante probables protestas del magisterio disidente (especialmente en Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero) y hasta la ocurrencia de contingencias climatológicas.

“Ya se están tomando todas las medidas precautorias”, aseguró Schmelkes, tras precisar que se han desplegado “todo tipo de resguardos”, con operativos respaldados por elementos de seguridad pública y hasta del Ejercito mexicano.

“Están muy cuidados los sitios donde se resguardan los exámenes”, acotó la representante del INEE, tras insistir en que “hay capacidad” en las 32 entidades de la República para asegurar buenas condiciones de aplicación del concurso por las plazas magisteriales en este 2014.

Cabe destacar que en el mecanismo de vigilancia para el concurso de plazas docentes se han integrado mil 271 observadores de la sociedad civil de 37 organizaciones sociales o de expertos acreditadas por el INEE; estas personas vigilarán el examen en todas las entidades federativas el país y la próxima semana serán capacitados para dar “limpieza y transparencia” a las jornadas de evaluación.

Sylvia Schmelkes recordó que el INEE y las autoridades educativas del país esperan conformar desde esta primera evaluación para la obtención de plazas docentes, el padrón adecuado de puestos laborales en el servicio educativo.

El INEE participa y vigila de manera “muy estrecha”, no solo en la aplicación del examen; también interviene en la calificación, en el armado de las listas de prelación y en el otorgamiento directo de las plazas magisteriales.

Sobre los parámetros para la calificación del examen, Schemlkes explicó que de acuerdo a sus resultados, el aspirante a una plaza magisterial sería ubicado o bien en un nivel “inadmisible” o en tres “aceptables”; pero, aclaró, “no existirá un puntaje mínimo para acreditar la evaluación”.
Sin embargo, por primera vez, el proceso parte de una guía de lo que entendemos por “un buen maestro”, y “eso es lo que tenemos que evaluar en cada uno de los que van a ingresar a la docencia”, precisó la experta. La evaluación “se hizo en función de ese perfil y está calculada para cubrir dos aspectos: el dominio de la materia y lo que tiene que ver con los conocimientos pedagógicos, desde la expresión oral y escrita hasta todo aquello que propicie una buena práctica docente, concluyó Schmelkes en breve entrevista.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.