Avala Senado en lo general último paquete de leyes energéticas

*El Senado avaló el cuarto paquete que contiene reformas, adiciones y derogaciones a diversas disposiciones de las leyes Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y General de Deuda Pública.

MVS

México, D.F., 7 de agosto de 2014.-El Senado de la República aprobó en lo general, el último dictamen del paquete de leyes secundarias en materia energética, el cual contempla una serie de reformas a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, así como a la Ley General de Deuda Pública.

Con 90 votos a favor y 27 en contra, la Cámara Alta avaló el dictamen que establece una serie de lineamientos para el uso de los ingresos excedentes del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Además, plantea la posibilidad de que el Gobierno Federal asuma una parte proporcional del pasivo laboral de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Para ello se establecen una serie de requisitos entre los que destaca la obligación de generar una reducción, en el mediano plazo, de las obligaciones de pago de la empresa por el concepto de pensiones y jubilaciones.

De igual forma, se deberá ajustar la edad de retiro a lo establecido en los demás sistemas de pensiones y jubilaciones de las instituciones del Gobierno Federal.

Para esta discusión, las y los senadores del PRD llevaron al salón de plenos una estatuilla del general Lázaro Cárdenas, la cual ha ocupado un lugar en la tribuna e incluso entre los escaños.

Además, desplegaron una manta desde los palcos con el poema “Promulgación de la Ley del Embudo”, del chileno Pablo Neruda.

Mientras tanto, desde la tribuna, el senador por el PRD, Benjamín Robles Montoya, se pronunció en contra de que el Gobierno Federal asuma los pasivos laborales de PEMEX y CFE. Y es que, señaló, el pueblo de México tendrá que pagar la corrupción, el despilfarro y el uso de Petróleos Mexicanos como botín político.

El senador perredista exhibió una serie de documentos en los que se muestra el desvío de fondos de PEMEX; reveló que el sindicato petrolero recibió un préstamo sin intereses, por la cantidad de 500 millones de pesos, para la construcción de viviendas, los cuales dijo, tendrán que ser cubiertos por el pueblo de México.

De igual forma, el senador perredista, Raúl Morón Orozco, expresó su rechazó a que tengan que ser las y los mexicanos quienes paguen por el desvío y el derroche de los pactos oscuros que se han dado entre el Gobierno y las cúpulas sindicales.

No obstante, el senador por el PAN, Jorge Luis Lavalle, acusó a la izquierda de estar cayendo en una inconsistencia al señalar que el pasivo laboral no es deuda pública.

Y es que recordó, en su propuesta de reforma energética ellos mismos dan un tratamiento a PEMEX como empresa pública, con lo cual se reconoce que el 100 % del pasivo laboral sea deuda pública.

En el mismo sentido, el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna del PRI, recordó que en su iniciativa impulsada por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, la izquierda planteaba que el pasivo laboral de las empresas públicas se resolviera completo, contrario al treinta por ciento que se ha planteado y que ahora reclaman como un exceso.

David Penchyna acusó a la izquierda de estar empleando argumentos de medias verdades y continuar con un falso debate, en la táctica de dilatar un proceso al que, insistió, México ha llegado tarde.

La vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna, rechazó que su bancada no tuviera con qué demostrar sus dichos y desde la tribuna presentó un informe de PEMEX en el que se muestra un incremento del 76% de los pasivos laborales de 2012 a 2013. “¿Pues qué fue lo que paso?” cuestionó la senadora perredista.

En este sentido, la senadora por el PT, Layda Sansores, aseguró que los pasivos no son de PEMEX ni de sus trabajadores, a quienes dijo, el Gobierno y sus corifeos quieren emplear como chivo expiatorio y hacerlos el blanco de la indignación ciudadana.

Las palabras empleadas por la senadora Layda Sansores no gustaron al panista Jorge Luis Lavalle, quien rechazó ser un palero al aprobar una reforma que aseguró dará mayores recursos al Estado y no le costará a las y los mexicanos como la Reforma Fiscal avalada por el PRD.

Durante la discusión, los senadores David Penchyna del PRI y Benjamín Robles Montoya del PRD dejaron de lado la formalidad y se enfrascaron en una serie de señalamientos que alcanzaron el ámbito personal.

Y es que, en una de sus intervenciones, David Penchyna cuestionó los señalamientos del senador por el PRD, a quien recordó su pasado priista.

Benjamín Robles entró al juego de las descalificaciones personales y llegó al grado de recordar que el padre de David Penchyna ya fallecido, fue acusado de fraude en el Banco Ejidal.

De inmediato el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, salió en defensa de David Penchyna y exigió respeto por parte del perredista.

En respuesta, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa Huerta, pidió con el mismo énfasis que su contraparte priista, que se respete la ley, ya que dijo, David Penchyna no lo ha hecho.

Momentos después el presidente de la Mesa Directiva, Raúl Cervantes, informó que los señalamientos en contra del padre de David Penchyna serían retirados del diario de los debates, a petición del propio Benjamín Robles Montoya.

Sin embargo, esto no fue suficiente para el senador priista quien, visiblemente afectado subió a la tribuna a defender la memoria de su padre.

Al final, fue el propio coordinador del PRD, Miguel Barbosa Huerta, quien ofreció una disculpa al senador por el PRI a nombre de su bancada por lo ocurrido, con lo cual se lograron serenar los ánimos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.