Con instrucción Sección 22 destroza oficinas del PRI: Crónica de la protesta

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 01 de agosto de 2014.- Integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realizaron destrozos en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI), las oficinas de gestión del diputado federal priista, Samuel Gurrión Matías y del senador de la República, Eviel Pérez Magaña.

La instrucción fue literal y directa: “destrocen las oficinas de los traidores del PRI”. Dada la orden, procedieron con los actos antes mencionados.

Este jueves tocó turno a la región del Istmo de la S-22 del SNTE en el menú de protestas y acciones radicales que ha emprendido el magisterio para impulsar una ley educativa con base en su Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO).

Con la instrucción, los integrantes del magisterio marcharon al medio día del Zócalo hacia la sede del  PRI, ubicada en la agencia de Santa Rosa, encabezados por su líder, Rubén Núñez Ginez. El contingente marchó en sentido contrario por Avenida Independencia, Calzada Madero hasta llegar a la sede priista.

Ahí, los integrantes de la Sección 22 del SNTE echaron mano de la camioneta que tradicionalmente encabeza la marcha magisterial y con ella echaron abajo la puerta de las oficinas de la sede estatal del PRI.

Previo a la llegada de los integrantes del magisterio, los trabajadores del PRI fueron evacuados. Adentro, los trabajadores de la educación rompieron los cristales, tiraron puertas, destrozaron el mobiliario y realizaron pintas en todo el inmueble.

Ante los representante de los medios de comunicación, el Secretario de Organización de la Sección 22 del SNTE, Francisco Villalobos, justificó la acción violenta del magisterio, sin embargo anticipó y reprochó que los medios, como los calificó entreguistas y serviles, divulgarían que el magisterio incurrió en actos vandálicos y saqueo.

“Este es un mensaje muy claro para el priismo y a la estructura de gobierno que está aferrada con la imposición de las reformas estructurales, en particular con la Ley Estatal de Educación”

Después de irrumpir violentamente en la sede del PRI, los integrantes de la Sección 22 del SNTE secuestraron siete unidades de transporte público y se enfilaron a las casas de gestión del diputado federal Samuel Gurrión Matías y el senador Eviel Pérez Magaña, ubicadas en la zona norte de la capital.

Al llegar oficina de gestión de Gurrión Matías, en la calle de Belisario Domínguez y Amapolas, utilizaron la misma táctica que en la sede del PRI. Rompieron a pedradas los ventanales e incendiaron sillas, desprendieron una lona con la imagen del legislador. Adentro destrozaron el mobiliario y hurtaron bastones y lentes que dona el legislador en sus brigadas.

Afuera del inmueble apilaron lo destrozado y le prendieron fuego. La fachada del edificio fue pintarrajeada.

Consumados los destrozos, se enfilaron a la esquina de Jazmines y Álamos, a la Casa de Gestión Ciudadana de Pérez Magaña. Ahí rompieron ventanales y arrojaron mobiliario, equipo de oficina y papelería a la calle desde un segundo nivel.

Todos los actos violentos eran observados por elementos de la Policía Estatal de la Secretaría de Seguridad Pública, sin que intervinieran por los delitos a pesar de ser en flagrancia.

Desde la casa de gestión de Pérez Magaña volaban desde un segundo nivel, sillones, sillas, paquetes de útiles escolares que donaría el priista. Lo mismo fotos, escritorios, impresoras.

En la parte trasera estaba una niña quien se resguardó con una persona mayor.

Luego de haber realizado estas acciones, se dirigieron en marcha hacia el Zócalo de la ciudad de Oaxaca, sede de su plantón y amagaron con accionar nuevamente contra el PAN y PRD, los cuales se salvaron de los destrozos que realizó el magisterio.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.