Demanda PRI castigo a S-22 por destrozos en sedes priistas

Jaime Guerrero

Oaxaca, oax., 1 de agosto del 2014.- La bancada del PRI de la LXII Legislatura, pidió castigo por los actos vandálicos en su contra, advirtió que accionarían legalmente contra quienes realizaron destrozos en la sede de su partido y sus compañeros legisladores federales, Eviel Pérez Magaña y Samuel Gurrión Matías.

En una improvisada conferencia de prensa, en el recinto legislativo del Congreso del Estado, el coordinador de los diputados locales, Alejandro Avilés Álvarez, reprobó las acciones vandálicas de los maestros de la Sección 22 del SNTE.
Aseguró que ese tipo de conductas no abonan en nada a la construcción del acuerdo que permita construir la Ley de Educación de vanguardia y con el calado necesario que Oaxaca y su niñez exige.

Ante las acciones violentas, demandó al gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo, garantice el estado de Derecho en Oaxaca, frenar la ingobernabilidad y los desórdenes públicos que a últimas fechas se han incrementado en la entidad, principalmente auspiciados por la Sección 22 del SNTE.

Insistió que los líderes y los agremiados del magisterial deben rectificar y dejar a un lado actitudes irracionales, porque sólo siembran el encono, la inconformidad y el rezago social, además de afectar gravemente la imagen y la economía de Oaxaca.

Insistió en pedir a Cué Monteagudo, les otorgue las garantías necesarias para que el Congreso del Estado pueda sesionar con tranquilidad e iniciar con el estudio y análisis de las iniciativas de la Ley de Educación.
“Visiblemente molesto, lanzó, que la violencia y actitudes fuera de la ley sólo son factores que retrasan la construcción de una Ley de Educación que necesita

Molesto Avilés Álvarez llamó a la dirigencia de la Sección 22 del SNTE a recapacitar en torno a sus acciones que en nada ayudan a que más de un millón 300 mil niñas, niños y jóvenes oaxaqueños cuenten con una educación de calidad.

Afirmó que está en la ruta de consensos en el Congreso del Estado y el PRI da la muestra de civilidad y apertura para solucionar el problema educativo en el que vive Oaxaca.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.