Hiporexia, cambios en el apetito de personas adultas mayores

* Una de las causas de la hiporexia es la imposibilidad de distinguir sabores de los alimentos

Redacción

Oaxaca, Oax., 27 de agosto del 2014.-  27 de agosto del 2014.-   La hiporexia u otras alteraciones en el apetito de las personas adultas mayores, constituyen uno de los problemas más frecuentes que enfrentan estas personas y se derivan de diversos factores, afirmó el especialista Mario de León. Una de las causas es la imposibilidad de distinguir sabores de los alimentos, lo que puede considerarse un riesgo, si el o la paciente ya presenta enfermedades como diabetes o hipertensión, señaló el geriatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) .

“El paciente mayor tiene disminuidas sus papilas gustativas, y el sabor de los alimentos, sobre todo lo dulce y el salado, lo cual se complica más aún cuando es diabético o hipertenso, porque al no encontrarle sabor a la comida, le añade más sal o azúcar”, indicó.

El especialista explicó que la alteración en el funcionamiento de las papilas gustativas es una condición esperada, no obstante es recomendable vigilar la alimentación de las personas mayores.

Refirió que otro factor para la hiporexia o pérdida de apetito en las personas de la tercera edad, son las prótesis dentales que pueden generar molestias o dolor en la cavidad oral de laso los pacientes, lo cual le impide degustar placenteramente los alimentos, o bien si su dentadura está floja y esto no le permite masticar adecuadamente.

Es muy frecuente que la dentadura de las personas de edad avanzada se vea afectada por el envejecimiento, toda vez que los huesos incluyendo los de los dientes se van tornando porosos, por lo cual su visita periódica al odontólogo es de suma importancia.

La ingesta de ciertos medicamentos, apuntó, también contribuye a disminuir la capacidad para percibir sabores en las personas adultas mayores.

No obstante, resaltó de León, el factor emocional puede ser otra condición, por la cual, el o la paciente no quiere comer, toda vez que es probable que se encuentre en un estado de depresión o de duelo por la pérdida de sus capacidades motrices o de la misma salud.

Asimismo, es frecuente que haya perdido el apetito, porque a la hora de la comida se encuentra sola y no hay otras personas o familiares cerca de ellas, lo que contribuye a sentirse más aislada aún.

De León comentó que es muy importante determinar la causa de la hiporexia en personas mayores, por lo que, es indispensable que acuda a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para ser valorado.

“El médico y la enfermera detectan síndromes geriátricos, en tanto el estomatólogo promueve la salud bucal en el paciente y el nutriólogo determina qué tipo de alimentación es la más adecuada para él conforme a su condición”, acotó.

Sostuvo que en términos de prevención, la valoración nutricional debería ser mensual, para verificar incluso si no hay pérdida de talla o musculatura y en el caso del estomatólogo u odontólogo se recomienda la vista cada tres meses. (Con información de Notimex).

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.