Respalda Cué iniciativa de ley educativa construida por la comisión tripartita

*  La iniciativa de Ley deviene de un proceso de democracia participativa que incorporó los resultados de 37 Foros de Consulta Pública, donde se captaron más de 3 mil ponencias, así como la participación de 18 mil personas.

* “Oaxaca no puede estar por encima de la Constitución, pero tampoco la Ley Estatal de Educación puede dejar de reconocer las particularidades y las necesidades educativas del Oaxaca indígena”: Gabino Cué.

Comunicado

 Oaxaca, Oax., 18 de agosto del 2014.-Al asistir al inicio de ciclo escolar en la Escuela Secundaria Técnica 64, el gobernador Gabino Cué Monteagudo reiteró su más firme interés de respaldar la iniciativa de Ley de Educación construida en consenso por la Comisión Redactora Tripartita integrada por la LXII Legislatura Local, autoridades educativas del Gobierno del Estado y la Sección 22.

 “En el Gobierno de Oaxaca estamos decididos a impulsar una nueva política educativa que forme una generación de niños, jóvenes y profesionistas oaxaqueños comprometidos con el desarrollo integral de la entidad. Una tarea de gran trascendencia que no podrá ser posible sin la participación comprometida, profesional y cotidiana del magisterio”, agregó el mandatario estatal.

 Por lo anterior, hizo un llamado para hacer de la escuela el bastión de la esperanza y de las aulas, un semillero de saberes que proyecten un futuro de progreso, de paz y de igualdad de oportunidades para todos.

 En este marco hizo un reconocimiento al magisterio oaxaqueño –que al lado de Legislatura del Estado y la autoridad educativa– han logrado construir un proyecto de iniciativa de Ley Estatal de Educación.

 Se trata de una Ley Estatal que el Gobierno de Oaxaca hace suya porque deviene de un proceso de democracia participativa, que incorporó los resultados de 37 Foros de Consulta Pública, donde se captaron más de 3 mil ponencias, así como la participación de 18 mil personas entre docentes, madres y padres de familia, estudiantes, legisladores y expertos, cuyas aportaciones fortalecieron su contenido.

Una iniciativa de Reforma Educativa que de ninguna manera contraviene los preceptos de la Constitución General de la República y sus leyes reglamentarias en materia educativa.

 Tampoco propone crear instancias ni instituciones gubernamentales –alternas o supletorias– que pretendan subvertir las facultades exclusivas de la Federación en materia educativa, capacitación y evaluación docente.

 “Oaxaca no puede estar por encima de la Constitución, pero tampoco la Ley puede dejar de reconocer las particularidades y las necesidades educativas de estados como el nuestro”, sostuvo enfático el mandatario.

 Por ello, externó su respaldo a esa iniciativa, porque su espíritu es garantizar el derecho a la educación al Oaxaca de piel y rostro indígena, ciñendo sus contenidos a las realidades interculturales que subyacen a lo largo y ancho del territorio, así como a las lenguas maternas y a los saberes comunitarios de nuestros pueblos originarios.

 El ciclo 2014-2015 será crucial –dijo– para redefinir el rumbo de la educación en México, y desde luego, para consolidar en Oaxaca un nuevo modelo educativo fundado en la Ley.

 En este inicio de clases, hizo un llamado al magisterio, para anteponer los derechos de la niñez frente a los intereses gremiales y sin claudicar a la defensa de sus derechos laborales, los invitó a canalizar sus demandas por el cauce institucional y la vía legislativa, a fin de no vulnerar los derechos de la sociedad y la niñez oaxaqueña.

 “Contribuyamos todos al engrandecimiento formativo de nuestros hijos, infundiendo valores, actitudes y conocimientos, como la mejor de las herencias que podemos dejarles”.

 De esta manera, y junto al secretario general de la Sección 22, Rubén Núñez Ginéz, el gobernador Gabino Cué Monteagudo, declaró formalmente iniciado el ciclo escolar 2014 – 2015 en el estado de Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.