Se registra nuevo abuso de autoridad militar contra embarazada

Patricia Briseño

San Pedro Totolapan.Oax.- 7 de agosto del 2014.-  Durante el operativo para la supuesta aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos así como el combate al tráfico de enervantes que realiza el Ejército mexicano en la carretera internacional Cristóbal Colón, en el tramo carretero de esta jurisdicción, un soldado ofendió a una mujer embarazada, pasajera de un autobús, con un comentario frívolo e insultante.

El domingo 4 de agosto, alrededor de las ocho de la noche, en el retén que la Secretaría de la Defensa Nacional mantiene en la vía federal, un  militar pidió a una gestante información de los  meses de embarazo, sexo y nacionalidad del producto así como origen y destino de ella.

La mujer, serena, contestó un seco: “Tengo ocho meses de embazo”.
Mientras ella  respondía, él uniformado pretendió tocarle  el vientre  pero ella lo esquivó al cubrirse con una bolsa de mano.

A su vez,  otros militares  se encargaban de revisar  e interrogar al resto de los pasajeros, entre hombres, mujeres, ancianos, niños y niñas que obligaron a bajar del Omnibus Cristóbal Colón (OCC), del grupo Autobuses de Oriente (ADO), corrida  5085, procedente de Juchitán con destino a la capital de Oaxaca.

A bordo del autobús, el soldado inquiría a la embazada y a una mujer en periodo de lactancia quienes optaron por permanecer en la unidad.

Ante el rechazo de ser tocada en su vientre por el militar, este lanzó un comentario en tono socarrón.

“Seguramente, tu hijo, es de uno de mis compañeros (soldados)”.Después soltó una carcajada, festejando su imprudencia.

La expresión causó un evidente malestar en la mujer.

El representante del Ejército mexicano no ofreció disculpas, por el contrario, siguió riendo  mientras caminó por el estrecho pasillo del autobús OCC.

Acto seguido, el soldado se dirigió a la mujer en periodo de lactancia obligándola  a vaciar una pañalera y exhibir sus pertenencias .

El enfado que el soldado le causó a la mujer embarazada se manifestó con un dolor que permaneció desde Totolapan, distrito de Tlacolula, hasta la ciudad de Oaxaca.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.