Aplaza IPN cambios al plan de estudios de la ESIA para 2015

*El repudio de los estudiantes es generalizado ante la eliminación  del reconocimiento de las asociaciones estudiantiles y el derecho de los estudiantes a ejercer su defensa.

MVS

México, DF., 26 de septiembre de 2014.- Luego que se multiplicara a más de 10 mil jóvenes aquel  grupo de ocho estudiantes inconformes de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), Unidad Zacatenco, como ilustraran las propias autoridades al describir a la mesa de negociación estudiantil instalada desde el inicio de la protesta el pasado 17 de septiembre tras el paro indefinido del plantel en repudio a los cambios curriculares y al Reglamento Interno.

Anoche, a las 21:53 horas de un largo jueves 25 de septiembre (marcado por tres escuelas superiores más y dos vocacionales cerradas por 24 horas, marchas multitudinarias en el Norte del Distrito Federal y horas de negociaciones con centenas de jóvenes apostados a las puertas de la Dirección General del Instituto Politécnico Nacional (IPN), las autoridades encabezadas por la Dra. Yoloxóchitl Bustamante Diez, anunciaron  el aplazamiento hasta el próximo año del Plan de Estudios 2014 de la ESIA (se mantiene vigente el de 2004).

Se llevará a cabo un proceso de revisión del Reglamento Interno. Dicha normativa no ha entrado en vigor y hay una serie de ajustes que realizar antes de ser publicado en la Gaceta Politécnica, órgano oficial de difusión del IPN.

Aunque las y los estudiantes cerraron las discusiones del día con las autoridades del IPN en “avance cero” sobre sus dos únicas demandas como estudiantes del Politécnico: “derogación del reglamento” y “detener las modificaciones de los planes de estudios hasta que se realice un análisis serio e incluyente” de los posibles cambios.

Las y los jóvenes insistieron en que, de ser aprobada, la nueva normatividad en sus 240 artículos, desincentiva la investigación científica y fortalece a la iniciativa privada; merma los derechos y prerrogativas de los estudiantes desde las libertades de reunión o expresión, hasta otorgamiento de becas y estímulos, y reduce la formación de los alumnos a un nivel técnico no profesional.

Las autoridades aclaran que ello sólo procedería para quienes se queden con estudios truncos por deserción.

Como estudiante de ingeniería, dijo un alumno de noveno semestre, “lo que ocurre en la ESIA Zacatenco es que ‘ferrocarriles’ está desapareciendo y es algo inadmisible que si con las reformas estructurales del actual gobierno, va a haber trabajo de eso, los estudiantes y la propia ESIA dejen de ser vanguardia en la estructura nacional, ese es el problema, que se delegaría la ingeniería a las universidades privadas y estudiantes del extranjero”, comentó.

En el caso de las vocacionales, dijeron las y los inconformes, “el acuerdo viene desde la homologación del nivel medio superior que busca hacer competitivos a todos los bachilleratos federales, que todos tengan el mismo nivel”, expresó.

Añadió “las vocacionales son las número uno en desempeño académico, un Conalep ni tiene el mismo nivel de una vocacional y en vez de que el Conalep eleve su calidad, quieren degradar las vocacionales del Politécnico, para lograr  anterior se requieren modificaciones a los planes de estudio y no dudaría que empiecen a mover las carreras técnicas incluso a eliminarlas”.

Agregaron al asegurar que el anteproyecto de eglamento iInterno del IPN, se suprime a los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyt), tradicionalmente conocidas como las vocacionales del IPN.

El documento, a decir de las y los estudiantes en protesta, elimina “la formación integral en el carácter científico y tecnológico, así como su propósito, esto es, la búsqueda de solución de problemas vinculados con el desarrollo de la nación”.

Incluso, notifican la desaparición de una estructura como el Plan de Estudios y se introduce “la noción de modalidades educativas pertinentes, así como la flexibilidad y pertenencia en los programas académicos”.

A decir de las personas inconformes, el nuevo Reglamento no explica los criterios para recursar  unidades de aprendizaje, o cómo se pierde la calidad de estudiante en el sistema escolarizado.

El documento si determina la “baja del programa académico” para estudiantes que deban “una o más unidades de aprendizaje por dos periodos escolares posteriores al que cursó por primera ocasión; elimina el artículo que planteaba la opción de baja temporal, y el correspondiente a la asignación de becas y los criterios”.

El repudio de las y los estudiantes es generalizado ante la eliminación  del reconocimiento de las asociaciones estudiantiles y el derecho de los estudiantes a ejercer su defensa, y con ello se “lesiona fuertemente los derechos de libertad de expresión política”; expresó un alumno de Ingeniería Informática en UPIICSA, el nuevo reglamento “sanciona las libertades de expresión y asociación y propicia la represión contra todo aquel que trate de expresarse libremente en el Politécnico”.

En el caso de quienes se han quedado sin clases por las protestas, algunos consideran que lo que vive el IPN “es una falta de información, porque el alumnado están dando por hecho que con el nuevo reglamento no obtendrán el grado de ingeniero o de licenciado, pero esa información no es correcta. Lo mismo pasa con los adeudos de materia,  todos son rumores y el Politécnico está viviendo un descontrol, pero por la falta de información.

Las y los estudiantes no han tenido el interés de informarse y tampoco las autoridades han tenido la capacidad de informar correctamente a todos los alumnos,” dijo uno de ellos.

Cuando se revisan los planes de estudio, consideró en breve entrevista el subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán,  tiene que reconocerse el papel que juega cada uno de los actores en el proceso educativo y su desenlace en el mercado laboral. Tiene que ser un proceso que se funda en la  construcción de consensos, primero a través de personas expertas y después, a través de consultas con las comunidades escolares.

A veces nos ganan las ganas de apresurar el paso, pero sabemos que esto tiene que hacerse con el cuidado del caso, para garantizar que todos están conscientes e interesados en avanzar en el sentido propuesto”, concluyó.

Cabe resaltar que la ESIA sigue en paro y que este viernes 26 de septiembre continúan las asambleas entre representantes de todas las escuelas y vocacionales del IPN, quienes analizarían la posibilidad de un paro general en el Politécnico para el próximo martes 30 de septiembre, con una marcha del Monumento a la Revolución a la residencia oficial de Los Pinos, para insistir en sus demandas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.