Cantantes de ópera de México, entre mejores del mundo: De la Mora

El tenor destacó que las y los más afamados cantantes de ópera mexicanos están llenando teatros en el mundo y eso habla muy bien de este momento.

MVS

México, D.F., 10 de septiembre de 2014.- En el mundo de la ópera, actualmente tres de los 10 mejores cantantes del orbe son de México, aseveró Fernando de la Mora, para quien el panorama es impresionante y de gran orgullo no sólo para México sino para las y los latinos.

En entrevista, el tenor destacó que las y los más afamados cantantes de ópera mexicanos están llenando teatros en el mundo y eso habla muy bien de este momento.

De la Mora, quien se mostró emocionado de regresar a Los Ángeles, donde este sábado se presentará en el festival “Viva México”, añadió que está muy contento de participar “y es un lujo para mi regresar a donde empecé mi carrera”.

Señaló que aunque hay acuerdo con organizadores de cantar por una hora a hora media “llevo repertorio para tres horas, si me permiten”. De la Mora dijo que compartirá escenario con el Mariachi Sol, de José Hernández, “para mí está entre los dos mejores mariachis del mundo”.

“Ya he trabajado con ellos, son muy profesionales, y son como una orquesta viviente”, comparó De la Mora, quien ha grabado cuatro álbumes de ranchero y 35 en total.

“Cantar en Los Ángeles es de gran orgullo porque además de las fechas se siente muy bien hacerlo en la ciudad donde hay más personas mexicanas que americanas”, resaltó.

De la Mora (México, 1958) recordó que en sus inicios empezó cantando música de mariachi y que con los años se interesó por la ópera sólo para afinar y preparar mejor la voz.

“Cuando empecé mi carrera, en 1983, debuté en Los Ángeles, en caravanas artísticas. Le abrí a Lola Beltrán, a María de Lourdes y a Lucha Villa”, rememoró.

Años después, lo que era mi hobbie se me invitó a explorar la ópera y años después puedo decir que he actuado en los mejores escenarios del mundo, destacó el artista, quien a la fecha tiene unas mil 500 presentaciones de ópera.

En el 88 regresó a cantar ópera en el Dorothy Chlander Pavillion de Los Ángeles y fue suplente de Plácido Domingo en Los Cuentos de Hoffman. “Siempre tuve gusanito de cantar música con los grandes mariachis y de esta forma con mis dos amores, la ópera y el mariachi, me ha ido muy bien, anotó.

Manifestó que la ópera ha luchado por derribar el muro de ser un género muy elitista y un poco ajeno al público. Aceptó que la ópera sigue siendo elitista “pero no socialmente hablando, es elitista porque se requiere una preparación del público para poder apreciarla al ciento por ciento”.

“Apreciarla a medias, la aprecia cualquier persona que puede descubrir melodías fantásticas y a cualquiera le puede gustar, pero adentrarse y convertirse en fan de la ópera si requiere de un compromiso del público de involucrarse un poco más con este género maravilloso”, apuntó.

Sugirió a las autoridades mexicanas de educación a que se hagan esfuerzos porque las nuevas generaciones conozcan a quienes han hecho prolífica a la música mexicana. “Es de tristeza que ahora Pedro Vargas y Jorge Negrete, o gran compositores, ya no sean conocidos por las nuevas generaciones y el único que sobreviva sea Pedro Infante.

“Es una injusticia que de esos nombres ya nadie se ocupe y las autoridades no hagan nada por que prevalezcan”, finalizo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.