Emite CNDH recomendación a Oaxaca por choque de maestros y padres

Notimex

Mexico, D.F., 11 de septiembre del 2014.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una nueva recomendación al gobierno de Oaxaca, para que a través de estrategias se evite que los alumnos de educación básica sean privados del servicio público educativo.

La recomendación 40/2014 fue dirigida por no brindar protección a los habitantes del municipio San Jacinto Amilpas durante la confrontación entre integrantes de la Sección 22 del SNTE y padres de familia y docentes que custodiaban la Escuela Primaria 1 con la finalidad de que se continuarán impartiendo clases a sus hijos.

Asimismo debido a que la autoridad no tomó las medidas necesarias para evitar la afectación al derecho a la educación de los alumnos de ese plantel durante el paro de labores magisteriales del ciclo escolar 2013-2014.

En un comunicado, expuso que en el enfrentamiento del 28 de noviembre de 2013 en la Escuela Primaria “Hermanos Flores Magón” varias personas resultaron lesionadas, entre ellas un joven de 17 años que fue herido por un arma de fuego.

Por ello, inició de oficio el expediente de queja correspondiente y ejerció la facultad de atracción respecto de los expedientes que se tramitaban en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

El organismo destacó que se encontraron elementos que permitieron acreditar violaciones a los derechos humanos, a la integridad y seguridad personal, a la propiedad y a la legalidad y seguridad jurídica.

Estas son atribuibles al secretario de Seguridad Pública de Oaxaca y al comisionado de la Policía Estatal de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad.

Las autoridades, subrayó, omitieron custodiar, vigilar, proteger y establecer medidas tendentes a dar seguridad a las personas durante los hechos violentos.

La CNDH consideró que no obstante que el personal de seguridad acudió a resguardar la escuela e intentó persuadir a los grupos que se estaban enfrentando la coordinación entre las fuerzas policiales, así como su organización e intervención, fue inadecuada.

Además el número de personal policial fue insuficiente, lo que tuvo como consecuencia que vecinos, transeúntes, padres de familia, maestros e incluso elementos policiales resultaran afectados en su seguridad personal y en inmuebles de su propiedad.

En su recomendación, la CNDH solicitó al gobierno de Oaxaca se proceda a la reparación de los daños ocasionados a las víctimas, en la que se incluya la indemnización respectiva y la atención médica por el tiempo que sea necesario.

También requirió que se establezca un programa de regularización de clases de los profesores miembros de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que se mantuvieron en paro.

Ello con el fin de que se otorgue a los alumnos el reconocimiento oficial de los estudios que, en su caso, hayan cursado.

Asimismo, recomendó que se implementen estrategias para prevenir y evitar que los alumnos de educación básica sean privados del servicio público educativo, en caso de que una situación similar ocurra en lo futuro.

De igual manera, pidió la impartición de un programa integral de educación, formación y capacitación en materia de derechos humanos y sobre la protección del derecho a la educación y en especial del interés superior de la niñez a los servidores públicos del Instituto Estatal de Educación del Pueblo de Oaxaca.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.