Estancada la ley educativa en Oaxaca

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 11 septiembre del 2014.- En medio de la conflictividad educativa que atraviesa la Entidad, la Sexagésima Segunda  Legislatura no ha avanzado y mantiene estancada la elaboración del dictamen de la nueva ley educativa de Oaxaca.

Hasta la tarde de este miércoles,  las comisiones unidas de Educación, Estudios Institucionales, Administración de Justicia y de Presupuesto de la Legislatura estaban entrampadas en la revisión de las seis iniciativas que ha enviado el gobernador Gabino Cué Monteagudo, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el Partido Revolucionario Industrial (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN), Partido Social Demócrata (PSD) y Nueva Alianza.

De acuerdo  a fuentes legislativas, la bancada del PRI  busca que la nueva ley educativa  de Oaxaca solo sea armonizada tal y cual como la envió el Congreso de la Unión,  tras su aprobación de la propuesta del presidente  Enrique Peña Nieto, el PRI busca sacar adelante  el proyecto educativo de su jefe político para no dar paso a una nueva controversia constitucional que sería interpuesta por la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República.

Asesores de los diputados que integran las comisiones unidas y que revisan las iniciativas de la ley educativa, confiaron que solo se ha avanzado en ocho artículos de los más de 130 que contienen la mayoría de las iniciativas de ley propuestas, mientras que el PRD y el PAN buscan colocar propuestas que Cué Monteagudo planteó en su iniciativa de ley, entre ellos, aspectos del Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO), que el magisterio busca que se apruebe como ley  y es que la Sección 22 del SNTE pretende que se le reconozca como autoridad educativa para articular la educación comunitaria e intercultural bilingüe en Oaxaca, lo mismo  que se excluya a la iniciativa privada de los planes y estudios educativos, mientras que en la Ley General de Educación aprobada por el  Congreso de la Unión el sector privado podría intervenir en la educación.

Además, el Magisterio pretende que se establezca un sistema estatal  propio de evaluaciones a cargo de la Sección 22 del SNTE  y el Gobierno del Estado,  quedando exentos del Sistema Nacional de Evaluación a cargo de la Secretaria de Educación Pública del Gobierno Federal.

La Sección 22 también pretende que los recursos otorgados por  la Federación para la Educación en la entidad, sean administrados en gran parte por ellos y sin llamarlos por su nombre, buscan la salida de la Sección 59 del SNTE y que solo la Sección 22 sea reconocida en Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.