Legislatura no dará pretextos para revuelta politica: diputados 

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 5 de septiembre del 2014.- Tras asegurar que no existen las condiciones sociales y políticas para dar paso a un escenario de convulsión social como en el 2006, los coordinadores de las bancadas del PRI, Alejandro Avilés Álvarez; del PAN, Natividad Díaz Jiménez; y el diputado del PRD, Anselmo Ortiz García, aclararon que el Poder Legislativo, no será el responsable ni dará el pretexto para una revuelta política-social en la entidad.

En medio de las presiones de la Sección 22 del SNTE para que el Congreso del Estado, apruebe le ley educativa a modo del Plan para la Transformación en Oaxaca (PTEO), o de lo contrario reediten los hechos violentos del 2006, los legisladores, descartaron un “Plan B” o la búsqueda de sedes alternas.

Para Avilés Álvarez, las condiciones de inestabilidad social que padece Oaxaca actualmente son las mismas que en el 2006, pero con otro matiz y mentalidad diferente de la sociedad hacía sus gobernantes.

Lamentó, sin embargo, que el gobierno de Cué Monteagudo no aplique la ley y que  ciertas situaciones exista hay complacencia para que se genere la inestabilidad.

Reconoció que en una sociedad democrática, las manifestaciones puras y legales, se pueden seguir preservando, no así en manifestaciones y acciones que impliquen actos vandálicos, como bloqueos, robos, destrucción de oficinas y comercios.

Ante las presiones de la Sección 22 del SNTE, aclaró que el Poder Legislativo “no será el pretexto para que se den desmanes en otras partes del estado y la capital”.

Para la Coordinadora de los Diputados locales del PAN, Natividad Díaz Jiménez, no hay las condiciones sociales, políticas, ni económicas para dar paso a un escenario como del 2006.

La panista, dijo que hay gobierno de puertas abiertas que enfrenta los complejos problemas sociales estructurales, abierto a escuchar las voces que le reclaman mayores resultados.

No obstante, dijo que el gobierno debe de evaluar permanentemente su  desempeño, y realizar los ajustes necesarios para dar respuesta a las demandas de carácter social, económico, salud, educación e infraestructura.

De su lado, el diputado local del PRD, Anselmo Ortiz García, cuestionó el amago de la Sección 22 del SNTE.

Aclaró que las y los diputados de la Sexagésima Segunda Legislatura no serán pretexto para generar las condiciones de ingobernabilidad, ni actuaran bajos chantajes, ni presiones de ningún poder fáctico. Aclaró que no están buscando sedes alternas para sesionar, ni tienen un “Plan B”.

Al desestimar un escenario de elevada convulsión social en la entidad, refirió que en el 2006 había un gobierno (encabezado por el ex gobernador, Ulises Ruiz Ortiz), caracterizado por su autoritarismo, despotismo y patrimonialismo en el ejercicio del poder.

En cambio, afirmó, en este 2014, hay un gobierno, el de Gabino Cué Monteagudo, que echa mano del dialogo como instrumento para mantener la gobernabilidad en el Estado.

El legislador Ortiz García, lamentó que se le cuestione a Cué Monteagudo, la tolerancia y prudencia para preservar la gobernabilidad. “No pueden decir que el gobierno es responsable de un escenario como en el 2006”, atajó.

Aun cuando las organizaciones sociales y políticas tienen demandas, aclaró que no son las mismas, ni de gran magnitud para descomponer la gobernabilidad de todo Oaxaca.
“Hay una tensión natural. Heredamos una manera de hacer política y hay lo que hay que hacer es atemperar los ánimos”, apeló.

Bajo esa perspectiva, llamó a organizaciones y magisterio a aceptar que en Oaxaca debe de prevalecer la ley y el Estado de Derecho.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.