Personas con Alzheimer mejoran con terapias física y ocupacional

Redacción

Las personas adultas  pueden  mejorar a través de terapias ocupacionales que proporcionan especialistas, señaló Leonor Álvarez, coordinadora asistencial del centro de día, de la Fundación Alzheimer, organismo con 22 años ininterrumpidos apoyando a las  personas adultas mayores con ese padecimiento neurodegenerarivo.

La gericultista detalló que las terapias ocupacionales en el Centro de día, de esta fundación, están divididas en estimulación física, donde el adulto mayor recibe la instrucción de desarrollar actividades, y la estimulación cerebral, que se enfoca al trabajo mental como saber llevar una buena alimentación, definir sus horarios y recordar nombres de familiares.

Las terapias han ayudado a detener el avance del Alzheimer en las y los asistentes al Centro de día, lo cual -a decir de Leonor Álvarez- se comprueba porque llevan una vida normal, como si no tuvieran el padecimiento neurodegenerarivo.

“Hemos tenido personas de la tercera edad que están muy bien cuando vienen al centro de día, pero luego sus familiares deciden llevárselos durante dos o tres meses y los pacientes regresan sin saber ni cómo se llaman, y ahí es donde nos damos cuenta que las terapias ocupacionales tienen sentido”, resaltó.

En ese sentido, afirmó que no es lo mismo que una persona con Alzheimer esté en su casa o en la casa de un familiar, acostada y comiendo a sus horas, a que permanezca en un Centro de día donde su mente está activa a través de diversas terapias físicas y mentales.

“Sabemos que el Alzheimer no se cura, pero estamos convencidos en este centro de día que a través de las terapias sí logramos detener en más de 70 por ciento el avance de la enfermedad, en comparación con la pérdida de capacidades cognitivas de una persona que está si actividad física y mental”, aseguró.

Leonor Álvarez explicó que una jornada de una o un asistente al Centro de día comienza regularmente a las 10:00 horas con la toma de sus signos vitales, para posteriormente pasar a una sala de masaje corporal y luego a una sesión de gimnasia.

Posteriormente el  o la asistente es sometido a una sesión de reflexión mental, dinámicas de pelota porque a quién le toqué ese juguete deberá resolver una dinámica física y mental y luego se da una sesión de gimnasia global.

Al mediodía recibe un refrigerio avalado por una nutrióloga y acto seguido se da una terapia mental, en función del grado de avance del padecimiento en cada paciente.

La especialista expuso que el objetivo de las terapias ocupacionales es que cada persona adulta mayor con Alzheimer tenga una etapa crítica menor, en comparación con quienes no reciben estás terapias.

Eugenia Allen Armiño, encargada del área administrativa de Fundación Alzheimer, dijo que se trata de una institución de asistencia privada, por lo que depende de donativos y apoyos del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Detalló que en este centro de día se fomentan muchos valores entre los pacientes como la amistad, el amor y la solidaridad, además de que se dan pláticas a los familiares de los enfermos para que sepan cómo deben enfrentar esa situación.

“Es muy triste padecer Alzheimer, pero procuramos que la gente no se olvide de sus familiares enfermos y los apoyen hasta el final del camino”, enfatizó Allen Armiño.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.