Refuerzan acciones ante lluvias en zonas mixe y zapoteca

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 18 de septiembre de 2014.- Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), reforzaron los protocolos de atención clínica preventiva a la población abierta ante fenómenos naturales que pudieran impactar en la entidad.

En zonas de la montaña se revisa la distribución de insumos para atender cualquier contingencia que pudiera presentarse, aseguró el médico de la jurisdicción sanitaria de la Sierra Norte Daniel Medina Peña.

“En el área de San Carlos Yautepec hay dos localidades, Santa María Ecatepec y Santa Maria Quiegolani, de ahí se desprender rancherías que también atendemos, algunas están a dos horas de camino a pie, que resultan las áreas más complicadas”, comentó Medina Peña.

Las medidas preventivas incluyen la revisión de albergues o refugios temporales en los 100 municipios que comprenden la comunidad indígena mixe y zapoteca.

Personal médico se desplazó a comunidades y rancherías, asentadas en zonas de riesgo de deslave como Santa María Ecatepec, Santa María Quiegolani, San Juan Tabaa, el Rincón Juárez, Santa María Yaneri y Santa Cruz Yagavila, en los distritos de San Carlos Yautepec, Villa Alta e Ixtlán de Juárez.

“Los caminos están muy maltratados por las lluvias, las indicaciones que se han dado con anterioridad a las y los médicos son capacitaciones, primero se les imparten ellos, para que después se las den a la población y así realizar las acciones en las localidades”, añadió.

También se reforzaron las tareas de vigilancia de la cloración del agua para consumo humano, promoción de lavado y desinfección de tinacos y cisternas, muestreo de aguas blancas y negras, así como la verificación de pipas distribuidoras del líquido.

En las regiones de la Sierra Norte y Valles Centrales en coordinación con los ayuntamientos, la Secretaría de Salud participó en el saneamiento básico de escuelas, mercados y panteones, deshierbe en riveras de ríos y arroyos y capacitación a las familias sobre signos de alarma en padecimientos de la temporada.

“En áreas muy riesgosas como en San Carlos Yautepec, está la brigada permanente del área de vectores, que hacen la nebulización”.

La dependencia estatal recomienda que antes y después de una inundación se evite el contacto directo con el agua, ya que puede estar contaminada con basura, animales muertos y alimentos descompuestos.

A las familias damnificadas los Servicios de Salud y el Instituto de Protección Civil (IPC) les ofrece un paquete para el aseo de las habitaciones anegadas que incluye botas de plástico, guantes y cubre boca.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.