Regulará Congreso casas de empeño en Oaxaca

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 26 de septiembre de 2014.- La Sexagésima Segunda Legislatura, regulará el establecimiento y funcionamiento de las casas de empeño en Oaxaca, para sancionar severamente a quienes incurran en abusos e ilegalidades por parte de quienes operan esos sistemas financieros.

Durante la sesión de la Sexagésima Segunda Legislatura, se dio entrada a la Ley que Regula el Establecimiento y Funcionamiento de las Casas de Empeño en el Estado de Oaxaca.

El objetivo es regular la apertura, instalación y funcionamiento de establecimientos, así como el procedimiento a seguir para empeñar, refrendar, desempeñar y vender los objetos pignorados; también su aseguramiento para garantizar los daños y perjuicios que le pueden causar a las y los usuarios.

La presidenta de la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado, Leslie Jiménez Valencia, señaló que es urgente que el poder legislativo regule esas actividades para que se realicen de manera legal, transparente y con la debida publicidad.

Así mismo que la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado, sea la autoridad que vigile la correcta observancia de esta ley, a fin de evitar que se sigan abusando de los derechos de las y los oaxaqueños.

La panista refirió que a un amplio sector de la población le resulta inaccesible acceder a los servicios que prestan las instituciones financieras, por lo tanto, ante una emergencia económica se ven en la necesidad de celebrar un contrato mutuo con garantía prendaria con las llamadas casas de empeño,

Dichos establecimientos son quienes proveen de recursos a los sectores de la población de más bajos ingresos o que por la naturaleza de su actividad no lo pueden comprobar. Sin embargo resulta muy onerosa la prestación de sus  servicios.

“El surgimiento de este tipo de negocios en Oaxaca ha sido comercial, motivado por los bajos prestamos ofrecidos por instituciones como el Monte de Piedad, así como las falsas promesas y publicidad engañosa de las empresas privadas, originando que se establecieran a lo largo y ancho del Estado para ofrecer sus servicios sin que exista una regulación precisa de sus actividades”, comentó  Jiménez Valencia.

Así, ante el cobro excesivo de intereses y la falta de una disposición legal que regule de manera específica las actividades de las casas de empeño, señaló que es necesario fortalecer el marco jurídico que nos permita beneficiar a las y los usuarios, buscando garantizar que las transacciones en dichos establecimientos sean legales y transparentes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.