Trasplante de órganos, una esperanza de vida

Notimex

México, D. F., 24 de septiembre de 2014.- Un trasplante representa una oportunidad de vida para 17 mil 901 pacientes de México que esperan un órgano que les puede salvar la vida y los factores de riesgo de este tipo de intervenciones son mínimos, debido a que sólo tres de cada mil cirugías son riesgosas, indicó Sanofi Aventis.

De acuerdo con datos del Gobierno del Distrito Federal, anualmente solo se realizan cerca de cinco mil intervenciones de este tipo y de quienes necesitan un trasplante 40% requiere un riñón y 60 por ciento córneas.

En el marco de la Semana Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, a celebrarse del 24 al 30 de septiembre, la farmacéutica recordó que desde 1963 se ha realizado cerca de 40 mil trasplantes en el país.

A su vez, el jefe de Nefrología y Trasplante Clínico del Centro Médico Nacional de Occidente, Benjamín Gómez, señaló en entrevista con Notimex que el trasplante más frecuente en el país es el de riñón, en donde el donante puede ser una persona sin parentesco genético.

Además, abundó que en Jalisco realizan 70 trasplantes por cada millón de habitantes, lo que posiciona a la entidad en el primer lugar mundial en dicho rubro.

Explicó que un trasplante es un procedimiento quirúrgico que consiste en la extracción de un órgano perteneciente a un individuo vivo o muerto para ser implantado en otro con el objetivo de restituir funciones pérdidas.

El especialista expuso que el primer paso para realizar una donación consta de un estudio de protocolo, el cual analiza que el donante no tenga ninguna enfermedad grave y el procedimiento no afectará su calidad de vida.

En cuanto a los factores de riesgo, el experto determinó que tres de cada mil cirugías son muy riesgosas, 30 de mil pueden tener un riesgo moderado, mientras que 97% del trasplante de riñón proveniente de donantes vivos es exitoso al término de la cirugía o en los próximos días.

A su vez, recomendó que los donantes sean mayores de 23 años aún cuando legislación establece que pueden donar a partir de los 18 años.

Además, en el caso de tener un tatuaje o perforación se debe esperar seis meses para poder realizarlo, previo a una serie de análisis para verificar que estado de salud del donante y las posibilidades que tiene de donar.

Añadió que lo idóneo es que el paciente que espera recibir un órgano nunca haya sido trasfundido, ni recibido trasplantes o haya tenido embarazos previos, debido a que dichos factores podrían generar causas de rechazo, aunque esta tendencia es recuperable en 90%.

En ese sentido puntualizó que 90% de los trasplantados regresan a su vida normal con alta calidad de vida.

Al respecto, el Gobierno del Distrito Federal precisó que por lo general en fallecimientos por paro cardiaco se puede donar piel, córneas, hueso, ligamentos, tendones, válvulas cardiacas y vasos sanguíneos, en tanto que en el caso de muerte encefálica son riñones, hígado, corazón, pulmones, páncreas, intestino y tejido.

Agregó que cuando una persona muere se debe realizar una evaluación médica de cada uno de los órganos y tejidos que pudieran ser donados y mientras la familia autoriza el procedimiento, el cuerpo del donante se mantiene con un ventilador para su conservación.

El registro como donador se puede realizar vía telefónica en Locatel al 56581111 y en cualquier centro de salud u hospital de la Ciudad de México.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.