‘Anarcopunks’ causan destrozos en marcha del 2 de octubre

Jaime Guerrero/Foto:JLP

Oaxaca, Oax., 3 de octubre del 2014.- Daños en más de 30 comercios, casas habitación, decenas de automóviles, motocicletas y al Palacio de Gobierno, así como pintas en fachadas e inmuebles fue el saldo que dejó la marcha conmemorativa del 2 de octubre de 1968 durante la matanza que se registro en el Distrito federal por aquellos años y que en esta ocasión se conmemoró en la capital de Oaxaca.

La marcha fue protagonizada por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), normalistas, organizaciones sociales  y un colectivo de anarcopunks denominados bloque negro.

Al frente de la marcha que partió cerca de las 17:30 horas  de inmediaciones de Ciudad Universitaria iba la dirigencia de la Sección 22 de los Valles Centrales, seguía el contingente de normalistas y al final los llamados anarcopunks que eran encabezados por Víctor Muñoz, hijo de la extinta activista Bertha Muñoz, mejor conocida como la Doctora Escopeta en el conflicto socio político del 2006.

A la movilización se sumó Adán Mejía y su grupo de comerciantes ambulantes, el activista es buscado por la Secretaria de Seguridad Pública por presuntos delitos que ha cometido en anteriores  movilizaciones.

Al partir, los anarcopunks realizaron destrozos a un banco que se encuentra en Ciudad Universitaria, sin embargo el contingente del magisterio y normalistas que partieron de Ciudad Universitaria, caminaron por el Periférico tranquilamente e ingresaron por la calle de Bustamante  al Zócalo Capitalino. Los estudiantes y normalistas sólo lanzaban arengas de justicia para el Movimiento del 68 y los incidentes que se registraron en Ayotzinapan Guerrero, dónde fueron asesinados estudiantes normalistas.

A la altura del crucero de Símbolos Patrios, los llamados anarcopunks lanzaron una bomba molotov que impactó en la carpeta asfáltica, los activistas que iban encapuchados, armados con ladrillos, palos y bombas molotov, en su trayecto  rompieron vidrios en la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

Las acciones de los anarcopunks eran vigiladas a lo lejos por parte de elementos de la Policía Estatal y Municipal en la espera de intervenir. Dos cuadras antes de llegar al Zócalo Capitalino, sobre la calle de Bustamante, los activistas apedrearon y causaron severos daños a más de 30 comercios, tiendas de venta de telas, joyerías, zapaterías, automóviles y motocicletas que estaban estacionadas sobre esas vías.

la acción vandálica generó inquietud y temor entre las personas que circulaban en el Zócalo y motivó a que los comercios del Centro Histórico cerraran sus puertas y que los comerciantes ambulantes que se mantienen apostados en el plantón del Magisterio, se levantaran.

Para esos momentos, el contingente del Magisterio ya había ingresado al Zócalo y al llegar al Palacio de Gobierno, los anarcopunks causaron destrozos a los ventanales laterales y al balcón central.

Una vez consumados sus actos vandálicos, se cambiaron de playeras y se dispersaron entre los puestos ambulantes.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.