Depresión, ansiedad y esquizofrenia, enfermedades mentales frecuentes

Redacción

Oaxaca, Oax., 10 de octubre del 2014.- Entre las enfermedades mentales más frecuentes en jóvenes y adultos se encuentran la depresión, ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo, esquizofrenia y trastorno bipolar, aseguró la psiquiatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), María Eugenia Torres Castillo.

 Refirió que en niños también se presentan padecimientos de tipo psiquiátrico que son muy frecuentes como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, el trastorno de las emociones y autismo, mientras que en los adultos mayores las enfermedades más comunes son la demencia, depresión y ansiedad.

 Lo anterior, fue dado a conocer por la especialista del Hospital General Regional No. 36 “San Alejandro” del IMSS, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre.

 Explicó que las enfermedades mentales se pueden presentar en cualquier etapa de la vida, desde la infancia temprana hasta la ancianidad, por lo que es necesario acudir oportunamente con el especialista ante cualquier síntoma de alerta.

 Señaló que la salud mental es el completo bienestar físico, mental y social de la persona, que le permite tener conciencia de su entorno, desarrollar potencialidades, ser productivo dentro de la sociedad y capaz de ofrecer algo a los demás.

 Por ello, “el Día Internacional de la Salud Mental busca hacer conciencia sobre las enfermedades mentales y difundir su prevención”, dijo.

 La doctora Torres Castillo explicó que el psiquiatra es un médico encargado de valorar, diagnosticar, tratar y rehabilitar a la persona que tiene una enfermedad mental; normalmente utiliza medicamentos para mejorar esta disfunción o esta alteración-perturbación de la mente.

 Una enfermedad mental también puede ocasionar problemas físicos, por ejemplo, en los pacientes con trastornos ansioso-depresivos, suelen desarrollarse problemas de gastritis, colitis, dermatológicos y dolores de cabeza frecuentes, apuntó.

 Hay factores que predisponen dicha enfermedad, entre ellos está el estrés, un entorno familiar disfuncional o problemático, problemas económicos o laborales, y en los niños, la violencia intrafamiliar o el acoso escolar, mejor conocido como bullying.

 Afirmó que aún perdura la creencia de que “sólo se debe acudir con el psiquiatra o con el psicólogo cuando la gente está loca”, sin embargo, asistir a tiempo con el especialista puede prevenir muchas complicaciones de tipo psiquiátrico.

 La especialista manifestó que es frecuente que las personas no tengan conocimiento de lo que es una enfermedad mental, y creen que pueden controlar sus emociones por sí solas; es por ello que acuden con un médico hasta que ya la enfermedad está muy avanzada.

 El inicio tardío del tratamiento ante un padecimiento mental dificulta la evolución favorable del paciente. “Es común que las personas acudan a tratamiento después de uno o dos años de iniciada su enfermedad, cuando ya tienen una discapacidad”, agregó.

 Torres Castillo recomendó acercarse con un profesional de la salud ante cualquier padecimiento de tipo emocional, como puede ser el trastorno del sueño, cambios de humor anormales, de comportamiento anómalos y que están repercutiendo en la persona y en su entorno familiar y laboral.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.