El Nobel me hace más valiente y fuerte: Malala

Notimex

Londres, Eng., 10 de octubre de 2014.- La ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014, Malala Yousafzai, agradeció hoy a su papá “por no haberle amarrado las alas” y se comprometió a seguir trabajando por una educación de calidad para toda la niñez del mundo.

Malala contó que recibió la noticia de que le habían otorgado el Nobel de la Paz durante su clase de Química.

Señaló que hoy “fue un día normal” como cualquier otro con clases de Química, Física e Inglés, y agradeció a sus madre y padres, a sus docentes y a sus amigas por todo el apoyo.

Malala, de 17 años, se convirtió hoy en la persona más joven en recibir el prestigioso reconocimiento, que este año es compartido con el activista indio Kailash Satyarthi.

En un mensaje a los medios de comunicación al salir de la escuela, Malala confesó que no pensaba que le iban a otorgar el galardón cuando de repente “la maestra me llamó y me felicitó esta mañana”.

“Me siento más valiente y fuerte, es un incentivo para seguir adelante y seguir creyendo en mí”, afirmó visiblemente emocionada.

Desde la ciudad inglesa de Birmingham, donde reside desde 2012, Malala dijo que se comunicó con el activista indio con el que comparte el Nobel para buscar soluciones al conflicto militar entre los dos países y seguir haciendo campaña en favor de la educación de las y los niños.

Malala, quien apareció ante las cámaras con la cabeza cubierta con un chal decorado con flores azul turquesa, enfatizó que el Nobel de la Paz “no es el final de la campaña” por la educación de millones de niñas y niños en el mundo que no tienen acceso a la educación.

Recordó las dificultades que ella misma tuvo que vivir en su natal Paquistán para retar al Talibán y poder asistir a la escuela.

“Quería ser médico, ahora quiero ser un político, una buena política”, señaló, tras agregar que si no hubiera tenido educación se habría casado a los 13 años como muchas niñas de su edad.

“El premio que recibí por parte del Comité del Nobel de la Paz es para toda la niñez que no tiene voz y cuyas voces tienen que ser escuchadas”, destacó la galardonada.

Malala, quien nació el 12 de julio de 1997, comenzó a luchar por el derecho de las niñas para recibir educación cuando un hombre encapuchado le disparó en la cabeza el 9 de octubre de 2012 en el distrito de Swat, noroeste de Paquistán.

Una vez extraída la bala, Yousafzai, de apenas 15 años de edad, fue trasladada vía aérea al hospital de la ciudad de Birmingham, donde recibió atención médica y desde entonces acude a una escuela de niñas de esa ciudad.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.