El oaxaqueño Carlomagno, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2014

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 20 de octubre del 2014.- Una vez más Oaxaca es noticia. En esta ocasión la atención nacional se focaliza en el municipio conurbado de San Bartolo Coyotepec, una comunidad  importante conocida por su vocación artesanal a partir del aprovechamiento del barro negro en la elaboración de infinidad de objetos, como los cántaros.

Fue aquí donde Carlomagno Pedro Martínez (17 de agosto de 1965) recibió la noticia -vía telefónica-  del Secretario de Educación Pública Emilio Chuayffed Chemor de que recibirá en fecha próxima el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2014, en el rubro de Artes y Tradiciones Populares.

Considerado como un niño prodigio, pues a los cuatro años de edad empezó a elaborar pequeños silbatos con figuras de perritos y gallinitas.

Gana-Carlomagno-Premio-Nacional-de-Ciencias-y-Artes-300x294El artista en ciernes tenía en casa a sus mejores maestros: Don Pedro y Doña Cecilia ambos artesanos, escultores, alfareros, autodidactas.

Al paso de  los años, Carlomagno egresó de la Primera Generación del Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo, considerado un semillero de artistas plásticos.

En 1985, participó en el Gran Premio de Arte Popular celebrado en Tlaquepaque, Jalisco, en el que obtuvo el primer lugar en la categoría de Escultura en Barro. Una plataforma que sirvió para que su trabajo como ceramistas se diera a conocer .

Dos años después obtuvo el Premio Nacional de la Juventud, propuesto por el Museo de Artes Populares de México por su trabajo de calaveras en barro negro.

Con su sencillez y sobre todo con un alto sentido de responsabilidad y compromiso con sus paisanos, en su momento, acondicionó una sala para exhibir los trabajos de los maestros artesanos, dentro de las instalaciones de la secundaria de San Bartolo Coyotepec.

En 1989, el artista de origen zapoteco recibió la primera invitación para participar en una exposición en el Centro Mexicano de las Bellas Artes Mexicanas, en Chicago, Estados Unidos, entonces se abrió  la internacionalización de su obra como maestro ceramista.

Además de Nueva York, San Francisco, San Luis Missouri, Los Ángeles, Chicago, una decena de estados de México reconocen el  valor de sus piezas.

Desde entonces, hasta la fecha, por lo menos una vez al año va a la Unión Americana donde realiza demostraciones, talleres y conferencias en museos, escuelas y galerías.

De igual manera en el año 2004 fue inaugurado cristalizó su idea con el Museo Estatal de Arte Popular Oaxaca-MEAPO y  desde ese entonces es el director de ese recinto.

A través de fundaciones creadas en Estados Unidos y México se ha dedicado a apoyar a los jóvenes artesanos y artesanas de Oaxaca, promoviéndoles becas a  jóvenes promesas del arte popular del Valle de Oaxaca y proyectándoles a nivel internacional. A la vez de brindarles becas de capacitación y constante promoción por parte de la red de coleccionistas y conocedores del arte popular.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.