Investiga ONU violación a derechos humanos contra Damián Gallardo

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 06 de octubre de 2014.- Familiares de Damián Gallardo Martínez informaron que relatorías especiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) enviaron un llamamiento urgente al Estado Mexicano en el que expresan su preocupación por la integridad física del activista privado de su libertad y solicitaron información sobre su detención y presuntas violaciones a sus derechos humanos.

Damián Gallardo Martínez, profesor de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y activista fue detenido el pasado 18 de mayo del 2013 por su presunta responsabilidad en el secuestro de dos menores de edad, hijos del empresario oaxaqueño Juan José Álvarez Candiani.

En conferencia de prensa, Idolina Gallardo Martínez y Gregorio Gallardo, hermana y padre de Damián, lamentaron que a más de 16 meses de su encarcelamiento, las autoridades guarden silencio y se mantengan indiferentes sobre el caso.

Explicaron que a pesar de haberse cumplido el plazo otorgado para dar respuesta a los llamamientos, hasta ahora el Estado Mexicano no ha facilitado ningún tipo de información.

Hicieron estos llamamientos el relator especial sobre la cuestión de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; la relatora especial sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos; el relator especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión y el relator especial sobre el derecho a la libertad de reunión y asociación pacífica de la ONU

Idolina Gallardo refirió que el pasado cinco de agosto, integrantes de la oficina del alto comisionado por los derechos humanos en México realizaron una visita al Cefereso número 2 de Jalisco, donde permanece su hermano para constatar las violaciones a sus garantías individuales.

Idolina Gallardo explicó que a partir de la detención, Damián ha sufrido múltiples y constantes violaciones a sus derechos humanos, fue torturado para obligarlo a firmar confesiones de autoculpabilidad y para conseguir involucrar a gente de su movimiento social en los supuestos delitos.

Sin embargo no existe ninguna prueba que involucre a Damián, a quien se le ejercitó acción penal por el delito de delincuencia organizada y secuestro y pidieron lo mismo a otras 12 personas que fueron puestas a disposición de jueces federales e internados en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso)número 2 de El Salto en Jalisco.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.