Mujeres calcinadas en Eloxochitlán, podrías ser víctimas de feminicidio

* La extraña muerte de mujeres indica sospecha de feminicidio en Eloxochitlán

Citlalli López

Oaxaca, Oax., 29 de octubre de 2014.- Con una marcha pacífica realizada en Eloxochitlán de Flores Magón, familiares y amigos de Ofelia Victoria Zarate de 73 años de edad y de su nieta Jesica Cortés de 17 años, quienes murieron calcinadas en el interior de su vivienda el pasado sábado, exigieron a la Procuraduría General de Justicia del Estado, certeza en el proceso de investigación.

Y es que de acuerdo con las primeras investigaciones realizadas por la Procuraduría estableció que las dos mujeres fallecieron a causa de un accidente ocasionado por una veladora, sin embargo familiares de Ofelia y Jesica informaron que existen elementos que hacen sospechar que se trató de feminicidio.

Parte de estos hallazgos son la ropa interior de la menor de edad, la cual se encontró tirada a unos metros de la vivienda incinerada, lo que indica que pudo haber sido violada y después calcinada.

De la misma forma resulta extraña la calcinación de los cuerpos en la forma en que ocurrió, con un incendio ocasionado por una veladora cuando podría pensarse que las mujeres fueron rociadas con gasolina o asesinadas antes de ser quemadas.

La marcha realizada para exigir el esclarecimiento del castigo estuvo integrada por pocas personas, entre familiares y amistadas de las víctimas, de la escuela secundaria técnica a la que asistía la menor de edad, además de integrantes del Cabildo.

Durante esta caminata participó María Cortés, hija de la señora Ofelia y María Luisa, madre de Jesica, quienes al grito de justicia pidieron el esclarecimiento de este caso.

“¿Qué piden los familiares? Justicia, ¿Qué pide la juventud? Justicia”, gritaban las personas durante su recorrido.

La movilización partió desde Puerto Rosete, en donde se ubica la vivienda de lámina y carrizo, donde vivían Ofelia y Jesica, de ahí se desplazaron hacia la cabecera municipal con la exigencia de justicia y en su caso castigo a los responsables del presunto feminicidio.

Las mujeres vivían solas en una casa de tierra y lámina, la menor se encontraba bajo la tutela de su abuela, porque su mamá estaba en el Distrito Federal laborando.

Las y los vecinos destacaron que la vivienda no contaba con energía eléctrica y tampoco dejaban prendidas las veladoras durante la noche porque sabían del peligro que existía en esto.

Los hechos ocurrieron el pasado 25 de octubre durante la madrugada, las primeras personas en percatarse fueron familiares de las víctimas, quienes viven a escasos metros del lugar. Algunas y algunos testigos dijeron que al tratar de abrir la puerta para intentar rescatar a las mujeres, se encontraron que esta no estaba atrancada.

En este sentido señalaron que existen mayores elementos para que se lleve a cabo una investigación de fondo y minuciosa que lleve al esclarecimiento de este caso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.