PRI exige a AMLO aclarar vínculos con ex alcalde de Iguala

MVS

México, D.F, 27 de octubre del 2014.- La dirigencia nacional del PRI acusó al ex candidato presidencial del PRD y actual dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, de guardar un silencio “cómplice” y “sospechoso” tras ser alertado por militantes del PRD de los presuntos vínculos del desaforado alcalde de Iguala, José Luis Abarca, con grupos delictivos de Guerrero.

Mediante un breve comunicado, el PRI también exigió a López Obrador explicar las razones por las que no atendió la denuncia que en mayo del 2012 le presentó el entonces precandidato del PRD al gobierno de Iguala y hoy diputado local del PT, Óscar Díaz Bello, sobre los vínculos de Abarca Velázquez y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, con los líderes de grupos delictivos, debido a que sus hermanos, Mario y Alberto Pineda Villa, estuvieron al servicio del Cártel de los Beltrán Leyva hasta el año 2009.

El ex alcalde de Iguala y su esposa han sido señalados como autores intelectuales del asesinato de seis personas y de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa derivado de un ataque de policías municipales de Iguala y Cocula a los propios estudiantes normalistas, por lo que ahora existe una orden de aprehensión en su contra y hoy se les considera prófugos de la justicia.

“Llama la atención el sospechoso silencio que López Obrador ha mantenido hasta hoy, lo cual, sugiere, mínimamente, una omisión cómplice”, enfatiza el comunicado del PRI.

La versión sobre la alerta que López Obrador recibió y decidió ignorar, fue publicada este domingo por el diario Reforma,  cuyos reporteros recogieron el testimonio ofrecido por el propio diputado petista Óscar Díaz Bello sobre lo sucedido un 12 de mayo del 2012.

En dicho acto también participó el entonces  aspirante perredista y luego regidor del Partido Verde, Justino Carvajal Salgado, mismo que en conjunto con Díaz Bello le entregaron a López Obrador un folder con todos los antecedentes del caso, incluyendo las sospechas de que Abarca y su esposa lavaban dinero para el crimen organizado, sin que el ahora líder de Morena les diera una respuesta ni una cita posterior para revisar el caso con más detalle.

Cabe señalar que Justino Carvajal se convirtió en regidor en la misma elección que Abarca Velázquez, pero fue asesinado en marzo del 2013, apenas un mes antes de que también fuera privado de la vida Arturo Hernández Cardona, otro político perredista opuesto al ex alcalde de Iguala.

Hoy ambos homicidios se le imputan al empresario joyero que ya es considerado autor intelectual de la desaparición de los normalistas y que también es prófugo de la justicia.

Ante dichas revelaciones, el PRI no sólo acusó a Andrés Manuel López Obrador de guardar un silencio “cómplice y sospechoso”, sino que le exigió al actual líder de Morena aclarar “sus vínculos personales y políticos” con el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Además, el tricolor conminó a López Obrador a que contribuya con la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) para dar con el paradero los 43 estudiantes normalistas desaparecidos, entregando a dicha dependencia “toda la información” que conozca sobre este caso.

En el comunicado del PRI no se hace ninguna mención de que la propia PGR también fue alertada de los presuntos vínculos de José Luis Abarca Velázquez con el crimen organizado y el asesinato del perredista Arturo Cardona Hernández, las cuales desestimó con el argumento de que el homicidio era un delito del fuero común y de que no existían pruebas suficientes de las relaciones del entonces alcalde de Iguala con grupos y mandos criminales.

“Ante las revelaciones hechas públicas hoy, en el sentido de que, en mayo de 2012, Andrés Manuel López Obrador fue alertado de la vinculación de José Luis Abarca con grupos criminales (…), el PRI le pide, al menos, una explicación al respecto, sin perjuicio de que precise sus vínculos personales y políticos (sic) así como  la información que conozca y que eventualmente contribuya a la investigación (…) de la desaparición de estudiantes de Ayotzinapa, pues  llama la atención el sospechoso silencio que López Obrador ha mantenido hasta hoy, lo cual, sugiere, mínimamente, una omisión cómplice”, señala el comunicado, de manera casi textual.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.