AH1N1, el virus que llegó para quedarse

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 11 de noviembre del 2014.-Hace cinco años, el virus AH1N1, causó pánico en México, hizo temer hasta a los médicos, pero a diferencia del 2009 en la actualidad existe una vacuna y la certeza de que con una atención oportuna hay cura para quien llegue a enfermarse, sostuvo el subsecretario de Salud, Maurilio Mayoral Figueroa.

Mayoral Figueroa  comentó que al igual que la influenza, la AH1N1 es estacional por lo que se presenta cotidianamente  y se atiende en la medida que los pacientes lleguen a tiempo a las unidades de salud y no se automediquen.

AH1N1  como todos los demás virus de la influenza y otros virus, pueden ocurrir en cualquier época del año pero incrementa su frecuencia en la época invernal.

Sin embargo en el terreno de los hechos el paciente llega al hospital con  tres y siete días de retraso, y después de haber  ingerido antibióticos y remedios caseros pero ésta no es una infección que se cure con antibiótico, advirtió el médico.

Como se recordará cuando el AH1N1 fue considerado como una pandemia, a los pacientes se les encerraba en una habitación  y todo se hacía con cubrebocas, guantes y gel antibacterial y todo era desechable.

Hoy a 5 años de distancia, a decir de los expertos  las lecciones aprendidas en aquella pandemia tienen que aplicarse de manera permanente porque el virus AH1N1 llegó para quedarse.

La vacuna de este año (2014) protege a la población contra el virus de la influenza H1N1 y H3N2, así como la tipo B.

Está dirigida a grupos de riesgo como menores de seis meses a cinco años, embarazadas,  personas adultas mayores o con alguna enfermedad crónica, como obesidad grave, diabetes no controlada, problemas del corazón, enfermedad respiratorias, VIH y cáncer.

Toda vez que la enfermedad se presenta es distinguible  por los efectos del virus por los que los especialistas destacan la importancia, sobre todo en las temporadas invernales, se debe sospechar en personas que presenten fiebre alta, dolor de cabeza intenso y muscular.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.