Ambulancia aérea salva una vida más; trasladan a menor a Galveston,Texas.

*Giovanni López Cruz de dos años de edad, recibirá atención médica en el Shriners Burn Institute, luego de sufrir un accidente que le ocasionó quemaduras.

*El programa de Ambulancia Aérea que comenzó a operar en la entidad en esta administración gubernamental, ha realizado el traslado de 767 pacientes.

 Comunicado

Oaxaca, Oax., 15 de noviiembre del 2014.- Este viernes, el niño Giovanni López Cruz y su madre Mariana Cruz García, originarios de San Miguel del Valle, Tlacolula, fueron trasladados en la Ambulancia Aérea  la ciudad de Galveston, Texas, Estados Unidos, donde el menor de dos años con ocho meses de edad recibirá atención médica en el “Shriners Burn Institute”, luego de sufrir un accidente que lo provocó quemaduras en la espalda, antebrazo y parte del abdomen.

 Derivado del Programa de Ambulancia Aérea del Gobierno del Estado, en coordinación con el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y la Fundación Michou y Mao, Giovanni recibirá un tratamiento de recuperación en ese hospital.

Luego de ser atendido durante 10 días en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, la señora Mariana Cruz García relató que los hechos sucedieron el pasado 1 de noviembre cuando el pequeño se encontraba jugando con su carrito en la cocina de su casa. Por accidente, cayó dentro de una olla que se encontraba en el suelo, la cual contenía caldo de res hirviendo. Sin embargo, al pequeño solo le aplicó una pomada, pero al ver que no mejoraba, sus familiares lo trasladaron al hospital.

El responsable del Enlace Social Aeromédico, Jorge Ramírez García dio a conocer que al llegar al hospital, Giovanni fue estabilizado, se realizaron lavados quirúrgicos y la aplicación del tratamiento en caso de quemaduras, pero por la gravedad de las lesiones, activaron el Programa de Ambulancia Aérea para que pudiera recibir atención especializada en Galveston, Texas.

Ambulancia Aerea-niño-Michou y Mau (23)Antes del traslado, el menor fue estabilizado por los médicos de la Fundación Michou y Mao y paramédicos, quienes generaron las óptimas condiciones como el suministro de medicamentos para evitar infecciones secundarias y deshidratación durante las tres horas del vuelo.

 El material y equipo biomédico consiste en oxígeno de traslado, monitor de signos vitales y se realiza un constante monitoreo.

 De diciembre de 2010 a lo que va de este 2014, el Gobierno del Estado ha realizado 767 traslados, de los cuales siete son menores con quemaduras, quienes han sido remitidos al “Shriners Burn Institute” en Galveston y uno al Hospital Pediátrico de Tacubaya, en el Distrito Federal.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.