El periodismo está vivo

*Concluye taller de libros periodísticos dentro de la FILO 2014 impartido por periodistas de Colombia y Argentina.

*Con este proyecto se busca impulsar trabajos periodísticos de largo aliento: FNPI

Rocío Flores/Foto: JLP

Los libros periodísticos salen a la luz y nos dan a conocer realidades y  personajes que merecen ser contados, el periodismo está vivo,  señaló  Ezequiel Martínez, periodista y editor argentino, en la apertura de la mesa Periodismo Narrativo que tuvo lugar la noche de este lunes en el foro FILO, ubicado en la Alameda de León.

Durante el foro, Jaime Abello, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), compartió con el público la experiencia de este primer ejercicio que promueve esta fundación en Oaxaca, del cual dijo, es un primer experimento en lengua española que se conoce y destacó que aunque está en discusión la denominación de libros periodísticos -ya que veces simplemente se denominan libros de no ficción-, el hecho de que se conjuntaron ocho periodistas de otros países como Brasil, Argetina, Colombia, Bolivia, México, El Salvador , España nos da prueba de que hay una necesidad de contar historias y dejarlas.

La era del periodismo de autor

El director de la FNPI dijo que este taller que este lunes se clausuró dentro de la FILO, es algo que amerita continuar, creemos que se puede repetir la experiencia y continuar el formato, estamos en una era del periodismo de autor  y creemos que se pueden seguir impulsando proyectos periodísticos personales, acotó ante decenas de reporteras y reporteros de medios de comunicación locales y público en general.

 

PERIODISMO NARRATIVO 7El periodista argentino Martín Caparrós, distinguido con el Premio de Periodismo Rey de España y también integrante de la FNPI, señaló que una de las dificultades a las que se enfrentan  para definir a los libros periodísticos, es precisamente ponerle una etiqueta de género,  sin embargo, aclaró, el libro periodístico concentra  la investigación, entrevistas, narración respetando los hechos de manera que entre como recurso literario.

Caparrós agregó que el libro periodístico es una manera en que el periodista, sometido por las líneas de sus medios, se atreve a decir otras cosas, ocupan horas extras para escribir o para narrar cosas que pudieran parecer no rentables , pero que representan una oportunidad de ahondar o ampliar su reportaje y una nueva posibilidad para el ejercicio informativo.

 Entre tiburones y aprendices de tiburones

En  la charla, Diego Fonseca, periodista de origen chileno, destacó que una de la dificultades a las que se enfrentan las y los periodistas con sus libros es precisamente la industria editorial que en muchas ocasiones, lanza promociones generalizadas que no ayudan a la promoción de estos trabajos.

“Te ponen en un proceso editorial, en él primero sueles tener muchas sonrisas pero luego te dan meses para la producción, además de que sus promociones son iguales para todo el mundo”

No obstante, dijo, hay un gran nicho para este tipo de libros si se trabaja y se elige bien, sí hay un trabajo conjunto entre editores y autores; a la industria capitalista le falta entender que el periodismo narrativo merece un trato específico, porque la finalidad es que la gente los lea.

El taller de libros periodísticos fue impartido en el marco de la edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) por  la Fundación Gabriel García Márquez de Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y busca crear una plataforma desde Oaxaca para impulsar el libro como medio de creación periodística, en la llamada “era del periodismo de autor”.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.