Enfermedad de manos, pies y boca, común en preescolares

Notimex

México, DF., 26 de noviembre de 2014.- Las niñas y los niños pequeños, especialmente aquéllos que acuden a guarderías o estancias infantiles, pueden contraer más de una vez el virus que ocasiona la enfermedad de manos, pies y boca, de acuerdo con Mayo Clinic.

Los síntomas son fiebre, irritación de garganta y ampollas o ulceraciones en la lengua, encías, parte posterior de la garganta e interior de las mejillas, y lesiones similares a ampollas de color rojo a gris-blanquecino en las palmas de las manos y plantas de los pies.

En algunos casos puede presentarse sarpullido rojo en los muslos, nalgas y región inguinal, y las niñas y niños afectados por este trastorno suelen sentirse indispuestos y perder el apetito.

En un comunicado emitido por la entidad dedicada a la práctica médica, estos síntomas suelen desaparecer después de siete días, sin embargo, debe informarse al médico si él o la menor presenta signos constantes o éstos empeoran.

Aclara que no obstante de que las y los niños crean inmunidad contra el virus a medida que transcurre el tiempo, la enfermedad se puede contraer más de una vez, lo que no amerita ningún tratamiento específico.

La especialista en dermatología pediátrica de la institución en Rochester, Minnesota, Megha Tollefson, sugiere que la causa más frecuente de dicha enfermedad es el virus de Coxsackie.

Considera que no es necesario administrar tratamiento porque se trata de una infección viral y la enfermedad puede desaparecer por sí sola en cuestión de siete a 10 días. Sin embargo, si las úlceras bucales o aftas son dolorosas, un anestésico de aplicación tópica puede ofrecer alivio.

Además recomienda que menores que padecen dicha afección consuman helado, trozos de hielo, leche o agua helada, así como alimentos suaves que no irriten su boca y garganta, y evitar aquellos que empeoran las aftas, como la comida picante o salada.

De acuerdo con Tollefson, aplicar medidas de autocuidado en casa suele ser todo lo que se requiere para controlar la enfermedad de manos, pies y boca, hasta que desaparezcan los síntomas, y para disminuir el riesgo de volverla a contraer, se debe enseñar a los menores hábitos de higiene, como lavarse bien y a menudo las manos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.