Estrés e infecciones respiratorias causan disfonía espasmódica

Notimex

México, DF., 04 de noviembre de 2014.- La fonoaudióloga Elizabeth González Flores afirmó que el estrés, infecciones respiratorias prolongadas de las vías altas, síndromes cerebrales asociados también a causa infecciosa y la enfermedad de Parkinson, son las principales causas de disfonía espasmódica.

Esta alteración imposibilita a la o el paciente para emitir el lenguaje de forma normal, “esto se debe a una contracción involuntaria de los músculos del aparato vocal”, explicó la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Es la dificultad para hablar, debido a los espasmos de los músculos de la laringe y hay otro concepto que la clasifica como desorden de la voz, ocasionado también por movimientos involuntarios de los músculos laríngeos”, dijo.

Indicó que cuando la causa es asociada al estrés o tensión, la disfonía espasmódica suele ser pasajera. Sin embargo, añadió, si es por otros factores antes mencionados, tiende a ser crónica e incluso con daños irreversibles a las cuerdas vocales.

“Lo que más vemos es Parkinson, quien la  padece empieza con ligeros temblorcitos no sólo en la voz sino generalizados en manos, pies y cabeza, después, la voz se vuelve entrecortada, se genera también cuadro de estrés en el o la paciente que agrava la situación”, añadió.

Mencionó que después del mal de Parkinson, la causa más frecuente de casos de disfonía espasmódica en ese nosocomio son los síndromes cerebelosos, originados por cuadros infecciosos severos.

“En el caso de patologías del sistema nervioso, el cuadro no desaparece, el tratamiento ofrece controlar la sintomatología, porque una vez que tienes esos espasmos en las cuerdas vocales se generan lesiones irreversibles en los músculos”, detalló.

Añadió que la disfonía espasmódica puede ir desde dificultad total para hablar o emitir el lenguaje, voz ronca, voz débil o entrecortada.

Precisó que no sólo afecta el lenguaje, sino que además, la persona afectada se enfrenta a otras complicaciones como dificultad respiratoria e incluso para realizar funciones básicas como masticar, tragar, morder o succionar.

Apuntó que inicialmente, las y los pacientes con esta enfermedad son diagnosticados por el servicio de Otorrinolaringología y posteriormente son derivados al área de Fonoaudiología, para iniciar rehabilitación oral.

Advirtió que existe un riesgo latente de presentar esta problemática en personas que suelen forzar o tensionar constantemente las cuerdas vocales como cantantes, las y los locutores o profesores, por lo que se sugiere no forzar el aparato vocal, lo cual es una medida de higiene de voz.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.