Fondo de Cultura Económica en Colombia monta altar en memoria de Gabo

Notimex

Oaxaca, Oax., 2 de noviembre del 2014.-El escritor Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura 1982, es el personaje que el Fondo de Cultura Económica (FCE), filial Colombia, escogió para conmemorar el Día de Muertos, una de las tradiciones más importantes de la cultura mexicana.

El FCE en Colombia, bajo la dirección de Juan Camilo Sierra, colocó el altar en el costado izquierdo a la entrada de la imponente librería, con imágenes que muestran el rostro sonriente de García Márquez entre sus obras, flores y mariposas amarillas.

En ese pequeño espacio, pero estratégico para las decenas de usuarios asiduos u ocasionales del Centro Cultural Gabriel García Márquez (CCGGM), está la singular calavera, que es el símbolo central de la celebración del Día de Muertos para los mexicanos.

El autor de Cien años de soledad, quien falleció en abril pasado en la Ciudad de México, su segunda patria como él mismo lo repitió en varias entrevistas, abrazó la cultura azteca desde que llegó a México en la década de los sesenta.

García Márquez, quien cada año disfrutaba de las celebraciones del Día de Muertos en México o en cualquier lugar del mundo donde estuviera, es recordado hoy por los colombianos en su propio altar, con sus obras, el tequila reposado que degustó, las frutas preferidas, los granos y sus mariposas amarillas que puso a volar en Cien años de soledad, la obra que lo llevo al Nobel en 1982.

Cuando el visitante a la librería del FCE ve el altar con la foto de Gabo y la calavera, de inmediato se acerca, observa con detalle los objetos, toca las calaveras, la réplica de la máquina de escribir, el instrumento que Gabo cargó por años en su maleta, durante su época de cronista y cuentista en Colombia, en la que escribió los borradores de sus historias y el mundo fantástico de Cien años de soledad o El Coronel no tiene quien la escriba.

“El Día de Muertos se celebra para exaltar a los seres queridos que están ausentes y García Márquez es el más querido de los colombianos, Gabo es un hito para la literatura colombiana y universal, por eso lo escogimos para el altar de muertos en la librería”, dijo a Notimex, Alejando Herrera, encargado del espacio del FCE, filial Colombia.

Los colombianos y el mundo de las letras lloraron la partida de Gabo el Jueves Santo del 2014, pero ahora no salen lágrimas sino sonrisas, ganas de volver a leer y releer sus obras, porque el autor, como los grandes amigos, sigue vivo en el corazón de sus lectores.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.