Vacuna contra la influenza, la mejor protección en invierno

Notimex

México., 24 de noviembre de 2014.- La influenza estacional es una enfermedad que se presenta en la temporada de frío, y la única forma segura de protección es la vacuna. Del 15 de octubre pasado a la fecha, se han aplicado casi 10 millones de dosis para proteger principalmente a los grupos blancos y de riesgo.

Para este invierno, la Secretaría de Salud pretende aplicar 32 millones de vacunas, seis millones más que el año pasado, con el fin de evitar que la población expuesta a las bajas temperaturas se enferme, pues cada año se presentan alrededor de 27 millones de episodios de infecciones en vías respiratorias superiores.

Especialistas de esta dependencia llamaron por ello a la población a hacer a un lado los tabúes que existen en torno a las vacunas y la exhortaron a acudir a los centros de vacunación porque el biológico que recibirán es seguro.

Rechazaron que la vacuna genere enfermedades, pues esta compuesta de virus fraccionado incapaz de producir influenza en las personas, lo que hace es crear anticuerpos para proteger a quien la reciba.

Lo que si es importante es aplicarla durante el otoño porque su protección se activa entre 12 y 15 días después, por lo que es necesario dar tiempo suficiente para que se creen anticuerpos y la gente esté protegida en el invierno.

En entrevista, el director general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaría de Salud, Ignacio Villaseñor Ruiz, indicó que aún cuando algunos grupos buscan desacreditar la eficacia de los biológicos, cada vez más mexicanos velan por su salud.

Precisó que los menores de entré seis meses y cinco años de edad, así como lo adultos mayores de 60 años, son quienes integran los llamados grupos blancos; mientras que las personas con diabetes, asma, enfermedades del corazón, obesidad mórbida y VIH, pertenecen a los grupos de riesgo.

“La vacunación va avanzando, tiene una gran aceptación en la población, la viene demandando y lo conveniente es que en este mes se vacune la gran mayoría para que en los meses en que hace más frío que son finales de diciembre, enero y febrero ya esté con inmunidad desarrollada y se protejan del padecimiento estacional”, expresó.

Villaseñor Ruiz aclaró que en los casos de personas que se enferman luego de haberse vacunado, no fue por haber recibido el biológico, sino porque ya venían incubando el virus y sólo hay una coincidencia cronológica.

“No es así, es un virus inerte que es fraccionado, no ocasiona la enfermedad, los efectos adversos que pueden presentarse son locales, hay dolor en la zona de la aplicación que aparece a las seis horas y desaparece antes de las 48 horas, hay inflamación, y enrojecimiento, pero solitos remiten en poco tiempo”, comentó.

Al respecto el director de Infectología del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, Sarbelio Moreno, consideró importante aclarar que la vacuna de la influenza protege únicamente contra esta enfermedad viral, pero existen muchos otros virus que producen enfermedades respiratorias.

Agregó que tras la pandemia de influenza humana AH1N1, esta enfermedad se convirtió en estacional, por lo cual las vacunas que actualmente se aplican protegen contra ese y otros virus de influenza.

Mencionó que los grupos de riesgo deben protegerse, ya que por ejemplo una mujer embarazada tiene 10 veces más posibilidades de morir si se enferma de influenza que otra persona no considerada en ese grupo.

Por ello, invitó a la población “a no bajar la guardia y junto con la vacunación mantener medidas de higiene. Nos hemos relajado, ya no se tapan al estornudar, nos habíamos cuidado de reservar manifestaciones de cariño como el saludo de besos y abrazo, el lavado de manos y portar alcohol en gel era ya costumbre, pero se están olvidando”.

En los seres humanos la influenza afecta a las vías respiratorias, y con frecuencia puede confundirse con un resfriado porque se acompaña de síntomas generales como dolor de garganta, debilidad, dolores muscular, estomacal, de articulaciones y de cabeza, así como tos, entre otros.

Si no se previene mediante la vacunación, en algunos casos graves puede complicarse con pulmonía o neumonía, lo cual puede resultar mortal, especialmente en niños pequeños y adultos mayores.

La campaña de vacunación para este invierno inició el 15 de octubre y terminara el 15 de marzo de 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.