El 84% de personas en México gasta su aguinaldo en festejos navideños

Notimex

México, DF., 23 de diciembre de 2014.- Diciembre no sólo llega acompañado de campanitas navideñas, comilonas excesivas y regalos por doquier, sino que trae consigo el pago del aguinaldo, que es una de las prestaciones laborales más anheladas en el año.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), mediante su publicación Proteja Su Dinero, expuso que de acuerdo con la firma de TNS Research International 84 por ciento de los mexicanos gasta su aguinaldo en festejos, comidas, adornos de casa y fiestas de fin de año.

Ante tanta felicidad y luces navideñas es importante no caer en provocaciones luminosas y considerar la elaboración de un presupuesto, en especial cuando existen ingresos extra, de esta manera se tiene un mejor control del dinero y se conoce la capacidad de pago, sugiere.

La publicación refiere que aunque la época navideña esté enmarcada como un periodo de “dar y recibir”, también es una oportunidad para valorar la necesidad de adquirir objetos prescindibles y de colocar en una balanza las compras a realizar.

Subraya la importancia de utilizar las tarjetas de débito o crédito con moderación y evitar efectuar pagos de gastos corrientes y cotidianos con el aguinaldo.

Además, se debe considerar la posibilidad de aminorar las deudas de la tarjeta de crédito, al hacer pagos puntuales e incluso mayores al mínimo requerido.

Señala también la importancia de adquirir con antelación los regalos navideños, para así comparar precio y calidad de los artículos, y recomienda tener en cuenta que los precios de algunos productos suben conforme se acerca Navidad.

El ahorro es una forma de invertir el aguinaldo, expuso la institución, aunque subraya la necesidad de guardar una parte del dinero en instituciones financieras formales y debidamente reguladas, no en instrumentos informales como tandas o “debajo del colchón”.

Los despilfarros durante la temporada navideña pueden causar resacas financieras posteriores, por lo que sugiere medir gastos y evitar despilfarros, así como hacer un análisis de las deudas ya comprometidas para 2015.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.