Letras y divertimento en Central de Abasto de Oaxaca (especial)

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 29 de diciembre de 2014.- El escenario del Festival “Abasto de Letras” son los puestos de frutas y verduras, las tiendas de ropa, juguetes y zapatos de la Central de Abasto de esta ciudad. En el encuentro anual convergen la poesía, narrativa, ensayo, urbanismo, cuento, rescate del mercado como centro social y popular, marketing y diseño gráfico de apoyo a los comerciantes además de la importancia del reciclaje y separación de basura.
El Festival “Abasto de Letras” se realiza al cierre del año, y es un esfuerzo de un grupo de artistas y comerciantes sin fines de lucro, que desean promover el arte y la cultura en este espacio.

Los organizadores están comprometidos con acercar las manifestaciones culturales a las zonas de la ciudad donde coinciden pobladores de las diferentes regiones del estado y la gran mayoría en situación de vulnerabilidad.

En los cinco días del encuentro se acercan los propietarios y trabajadores de las bodegas de productos agrícolas, las queserías, los comedores, los “diableros”, merolicos y tortilleras; todo inmerso en la atmósfera aromática proveniente de los expendios de flores.

El escritor y fundador del evento, Jesús Rito García subraya que el Festival se trata de la suma de muchas voluntades, tanto individuales como colectivas.

“En el diseño y realización del festival participan los comerciantes y locatarios, todos apoyan con lo que pueden, ya sea prestando una mesa, sillas, un mantel, ofreciendo café, chocolate y pan a los participantes, dejando que su local sea utilizado como galería o camerino”.

Es un evento hecho por y para la comunidad de ese lugar, el centro económico y cultural más grande la ciudad de Oaxaca, considera.

El escritor resalta que visitar los mercados de México, y en espacial, los de Oaxaca son un placer.

A los mercados oaxaqueños llegan todo tipo de personas, vienen de las comunidades más distantes a ofrecer sus mercancías. Y con ellos no sólo traen sus sabores y olores, también con ellos portan sus costumbres, su lengua, su manera de vivir. “Ahí verdaderamente se realiza la Guelaguetza todos los días”, resalta.

Para el también fundador de Editorial Pharus, “la Central de Abasto es un lugar, que a pesar de la falta de inversión gubernamental, (no sucede lo mismo con las plazas comerciales y zona turística, donde constantemente hacen mejoras viales y de ornamentación) sobrevive con mucho orgullo.

La cuarta edición del Festival Abasto de Letras  fue todo un éxito, cada vez agarra más fuerza. Se ha logrado promover, concientizar y crear nuevos espacios para la promoción cultural.

De 2011 a la fecha, clientes, visitantes y curiosos, pudieron participar en talleres de dibujo, cuento o diseño; disfrutaron de la presentación de obras de teatro, conciertos de artistas independientes, mesas de poesía y análisis social, escucharon las creaciones de poetas y narradores locales (y algunos foráneos) de todos los géneros y estilos, conocieron nuevas propuestas editoriales, tanto impresas como digitales, vieron películas de culto en el estacionamiento, ( acondicionado como autocinema) y lo más importante: se construyó ciudadanía.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.