Pide Premio Nacional de DH a evitar más casos ‘Mamá Rosa’ e Iguala

Notimex

México, D.F., 12 de diciembre de 2014. El ganador del Premio Nacional de Derechos Humanos 2014, Juan Manuel Estrada Juárez, pidió al presidente Enrique Peña Nieto justicia para los 450 menores y 138 adultos víctimas de Rosa del Carmen Verduzco, conocida como “Mamá Rosa”, así como por los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

En la residencia Oficial de los Pinos, el galardonado y presidente de la Fundación “Find”, aseveró que se debe evitar más “mamás Rosa, hay que ayudar a estos jóvenes a recuperar su vida, su esencia”.

“Hago un llamado señor presidente para que las víctimas reciban justicia, una justicia que les debemos. Debe su gobierno concluir con las investigaciones y señalar públicamente a los funcionarios implicados en décadas, de no hacer ni escuchar tantas denuncias”, subrayó.

Estrada Juárez destacó que durante muchos años se denunció que en La Gran Familia se cometían actos ilícitos, lo cual “para algunas autoridades era normal”.

Sin embargo, destacó que “gracias a la intervención de su gobierno, en un operativo que buscaba rescatar a cinco menores, fueron encontrados 450 menores y 138 adultos viviendo en condiciones infrahumanas y de esclavitud”.

Recordó que los testimonios refieren que Rosa del Carmen Verduzco obligaba a los niños a pedir limosna, a dormir en el suelo, entre ratas, chinches, a sufrir golpes, sobre todo, abusos sexuales; y, además, alimentarse con comida en mal estado.

El galardonado con el Premio Nacional de Derechos Humanos 2014 pidió a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas “que no abandone a los jóvenes y niños que les ofrezca una atención especial e inmediata, pues requieren sus papeles, los necesitan para trabajar, muchos no pueden encontrar trabajo porque no tienen esos papeles”.

Externó su decisión de dedicar el fruto del premio a las víctimas de Mamá Rosa, hay que ayudar a estos jóvenes a recuperarlos a apoyar su vida, a recuperar su vida”.

Sobre el caso Iguala, aseveró que “nos indigna y nos agravia, nadie puede resignarse ni mantenerse indiferente ante estos hechos. Hoy la sociedad demanda conocer la verdad, así como lograr que se haga justicia”.

Aseguró que La desaparición de los 43 normalistas no fue un suceso fortuito, “fue un acto determinantemente público, donde un alcalde, un alcalde de Guerrero, utilizó el poder de su gobierno con propósitos indudablemente personales”.

Además, ese alcalde contó con el apoyo absoluto de la policía municipal, cuyo deber era proteger y ayudar a la población.

Dijo que Ayotzinapa fue un acto de violaciones a los más elementales derechos de las personas y por ende, es un problema de la sociedad, “todos somos responsables de lo que pasó en Ayotzinapa y también todos somos responsables para que eso no vuelva a suceder”.

Estrada Juárez advirtió que no se puede ni debe olvidar el 5 de julio de 2009 donde murieron en Sonora 49 niños en una bodega improvisada como guardería.

Recordó que en 2011 se aprobó la “ley mejor conocida como la Ley 5 de Julio. Una ley que busca evitar que no haya más tragedias como la Guardería ABC. Lamentablemente son pocos estados los que se han adecuado a esta ley”.

“Sé que no es de su competencia; sé que es competencia de los estados, pero le solicito su apoyo y su comprensión para que esta ley sea armonizada, para que los demás estados que no tengan esta ley, logremos que sea integrada a sus diferentes legislaturas”, puntualizó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.