Rechazan republicanos medidas migratorias de Obama

Notimex

Washington, 4 de diciembre de 2014.- La mayoría republicana de la Cámara de Representantes aprobó hoy una resolución de repudio a la acción ejecutiva del presidente Barack Obama para ofrecer alivio a cinco millones de personas indocumentadas, la mayoría  de origen mexicano.

Aprobada con una votación de 219 a favor y 197 en contra, la polémica iniciativa de ley HR 5759 no tiene perspectiva de ser ratificada en el Senado de mayoría demócrata y enfrenta una amenaza de veto de la Casa Blanca.

“El presidente ofendió al pueblo estadunidense con sus acciones en migración y la Cámara de Representantes deja claro que repudiamos sus acciones unilaterales”, dijo el presidente de la Cámara, John Boehner, poco antes del voto final.

La resolución patrocinada por el republicano de Florida, Ted Yoho, declaró “nulas y sin efecto legal” las medidas administrativas del presidente, pero el líder del Senado, Harry Reid, aclaró que no las someterá a voto en la Cámara Alta.

Por separado, la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB) anunció que recomendará un veto presidencial.

“Es claro que el objetivo de esta iniciativa es nulificar y bloquear la implementación de estas acciones ejecutivas, lo cual tendría devastadoras consecuencias”, señaló la OMB.

La acción de los republicanos enfureció a las organizaciones defensoras de los inmigrantes indocumentados, incluidos algunos de los mayores sindicatos de Estados Unidos.

“Esto es erróneo y vergonzoso”, reaccionó la vicepresidenta ejecutiva del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU), la mexicana Roció Sáenz. “Una vez más tenemos que lidiar con republicanos que prefieren jugar juegos políticos”, apuntó.

La votación de la resolución fue vista como un gesto simbólico de repudio que permitirá a Boehner calmar al sector más radical de su partido, a fin de contar con los votos necesarios para aprobar el presupuesto federal la próxima semana.

Un grupo de los conservadores más radicales buscaba condicionar la operación y el financiamiento del gobierno federal a que el presidente diera marcha atrás en sus acciones ejecutivas, una posición que no comparte el liderazgo de los republicanos.

El gobierno federal estadunidense podría quedar nuevamente paralizado a menos que se logre una extensión presupuestal antes del 11 de diciembre.

Los republicanos tendrán a partir de enero el control de la Cámara de Representantes y del Senado, a raíz de los comicios del 4 de noviembre.

Pero un nuevo sondeo mostró que se encuentran en desventaja frente a los demócratas en atraer al voto latino de cara a las elecciones presidenciales de 2016, a menos que moderen sus posturas sobre la legalización de inmigrantes indocumentados.

Un 52% de los electores latinos favorece a los candidatos demócratas, frente a 28 por ciento de los republicanos, de acuerdo con la encuesta de la Alianza de una Nueva Economía Americana.

Héctor Barreto, presidente del Instituto de la Mesa Redonda Empresarial Hispana, sugirió sin embargo que los conservadores tienen una posibilidad de repuntar en el ánimo de los latinos si moderan su postura migratoria.

“Las o los candidatos  republicanos que se coloquen en el lado correcto del asunto de migración tienen el potencial de ganar una porción significativa del voto latino, especialmente en estados claves”, señaló Barreto, de origen mexicano.

La encuesta sugiere que los votantes latinos están abiertos a la posibilidad de cambiar de opinión sobre el candidato de su preferencia y que la migración parece ser un factor clave.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.