Agustín Yáñez compartió visión costumbrista en la literatura mexicana

Notimex

(Semblanza)

México., 16 de enero de 2015.-  El novelista, filósofo, político y catedrático mexicano Agustín Yáñez, quien falleció el 17 de enero 1980, es considerado como uno de los mejores escritores costumbristas de la literatura mexicana.

Actualmente, la Casa de la Cultura Jalisciense lleva su nombre y este año será beneficiada por el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE) del Gobierno Federal, con 500 mil pesos que se utilizarán para equipamiento de la sala, suministro de nuevos equipos de aire acondicionado, butacas y alfombrados, así como equipos de audio y sonidos, de acuerdo con reportes de la prensa local.

Dicho recinto fue construido por órdenes del mismo Agustín Yáñez, durante su periodo como gobernador del Estado e inaugurado en 1959.

El conjunto fue proyectado por el arquitecto Julio de la Peña (1917-202) y requirió una inversión de siete millones de pesos en aquel entonces.

Agustín Yáñez Delgadillo nació el 4 de mayo de 1904 en el barrio del Santuario en Guadalajara, Jalisco. Estudió Derecho en la Escuela de Jurisprudencia de Guadalajara y la maestría en Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, de acuerdo con la Enciclopedia de la Literatura en México.

Datos de la Secretaría de Educación Pública, señalan que a los 19 años inició su camino en la docencia en la Escuela Normal para Señoritas, tres años después, sin dejar la normal, impartió clases en la Preparatoria José Paz Camacho y en 1931 ingresó como catedrático a la Escuela Preparatoria de la Universidad de Guadalajara.

En Nayarit fue director de Educación Primaria y primer rector del Instituto del Estado. En la Ciudad de México dio clases de castellano y literatura en la Escuela Nacional Preparatoria.

Trabajó como docente en el Colegio de la Paz Vizcaínas, en la Universidad Gabino Barreda, en secundarias y preparatorias de la Secretaría de Educación Pública, así como la Universidad Femenina y en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Participó activamente en política y desempeño importantes puestos públicos, entre ellos gobernador de Jalisco entre 1953 y 1959 y secretario de Educación Pública de 1964 a 1970. Este último cargo le permitió realizar valiosas reformas en el sistema educativo mexicano, refirió el sitio www.biografiasyvidas.com.

Su obra está compuesta por novelas, cuentos, ensayos y crítica literaria. Entre sus libros más conocidos se encuentran Al filo del agua (1947), La tierra pródiga (1960), Las tierras flacas (1962), Ojerosa y pintada (1960), Tres cuentos (1964) y Las vueltas del tiempo (1975). Fue galardonado con el Premio Nacional de Letras en 1973.

Tuvo una participación en la industria cinematográfica nacional con el guión y argumento de Peregrina (1950), del director Santiago Chano Urueta (1904-1979). En 1977, su novela Al filo del agua fue adaptada y dirigida por Rafael Corkidi (1930-2013), según datos de la página www.escritores.cinemexican.unam.mx.

Yáñez también fue miembro del Seminario de Cultura Mexicana (desde 1949), el cual presidió de 1949 a 1951; de la Academia Mexicana de la Lengua, donde fungió como su director a partir de 1973 y hasta su muerte y de El Colegio Nacional (desde 1952).

Agustín Yáñez falleció a causa de un enfisema pulmonar y una deficiencia cardiaca a los 76 años el 17 de enero de 1980. Sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores en la ciudad de México.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.