El tamal alimento arraigado hasta la médula de personas mexicanas

Notimex

México, D.F. 29 de enero de 2015.  El tamal, con sus diferentes formas, colores y sabores, es desde tiempos inmemoriales un alimento típico, no sólo de celebraciones como el Día de la Candelaria,  para las personas latinoamericanas y en especial para las  mexicanas es un producto “arraigado hasta en la médula”.

“Es muy importante en nuestra cultura culinaria porque antecede incluso a la tortilla”, aseguró la chef Margarita Carrillo Arronte, quien es autora del primer volumen dedicado a Tamales y atoles mexicanos, en el que reúne una extensa variedad de recetas.

Carrillo destacó que se sabe que en este país existen por lo menos 400 variedades de tamal y en su libro compila 120 recetas que dan cuenta de la variedad de ingredientes y combinaciones posibles respecto a este alimento, muestra de la diversidad cultural y la gastronómica del país.

Sobre su selección, mencionó que partió de las técnicas de elaboración. “Los separe así, porque la gente cree que todos los tamales son iguales y no es así, hay variantes de masas, de armado, de envoltura”.

“Además tienen diferencias por usos y tamaños con base en esa observación fui seleccionando los que me parecieron más distintivos e interesantes”, explicó la chef, quien deleita lo mismo con recetas tradicionales como las de las corundas, los tamales de cazuela u ollita y exóticos, como el de ponche, gasparitos o arroz con leche.

Si de tamales se trata, en México los hay también de bolita, chiapanecos y sonorenses de elote, así como algunos inventados por la autora, tales como el de bacalao o el de romeritos.

Si bien todos los tamales parecen ser suculentos, la chef confesó que entre sus favoritos se encuentran el de capita o siete cueros, “es un tamal de frijol, de Oaxaca, que simplemente es delicioso”.

Este libro -abundó- se complementa con las recetas de los atoles, pues es el matrimonio perfecto, es el acompañante de los tamales.

El libro buscar compartir con los interesados en la cocina que no es difícil realizar tamales, los cuales cambian de acuerdo con la región, “tú los puedes hacer tan ricos o pobres como quieras o puedas, son una maravilla, un alimento completo y fácil”.

Destacó que el tamal es el único platillo que hermana a las personas latinoamericanas, pues en toda la región se realizan, aunque no tengan el mismo nombre.

México -insistió- cuenta con una variedad impresionante, lo que responde a que somos los reyes de la masa, nosotros nixtamalizamos el maíz.

“Además es una comida ecológica, no lastimas a la naturaleza y es un alimento completo que tiene maíz, carne o verdura y lo puedes comer en todos lados, no necesitas cubiertos. Sobre todo, es tradicional, lo tenemos totalmente arraigado hasta en la médula”, continuó.

Respecto al trabajo que implicó crear esta publicación, Carrillo Arronte dijo que durante prácticamente toda su vida ha recolectado recetas, “ ahora que decidí hacer el libro tuve que ir a los pueblos y buscar más recetas, si fue una labor intensa”.

Señaló que fue un deleite para su marido, quien fue el encargado de degustar todas las recetas, “así que cada tamal que está en el libro, está probado”.

Con este libro espera que la gente se anime a preparar tamales, sin importar la fecha o festejo, y así conservar una tradición culinaria mexicana.

Indicó que lo más importante es que se hagan tamales, “en compañía con las amigas, comadres, tías, abuelitas y serán felices comiendo tamales con la familia, los amigos y que hay que disfrutarlo en bola”, concluyó.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.