Exhortan a ‘no cesar la búsqueda’ de los 43 normalistas

MVS

México, DF:, 29 de enero de 2015.- Las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México se suman a la demanda de “justicia y verdad” de los padres de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos,” desaparecidos de manera “forzada” el pasado 26 de septiembre de 2014.

“Condenamos y rechazamos tajantemente” el informe presentado por el procurador general de la República, José Murillo, pues además de carecer de suficientes elementos “científicos y legales;” el Estado “continúa cometiendo graves violaciones a los derechos humanos” al no informar previamente a las familias y no entregar copias de los expedientes que garanticen el derecho a la verdad, Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, integrada por el Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, el Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi, el Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, la Fundación para la Justica y el Estado Democrático de Derecho y la Casa del Migrante Saltillo.

“Hemos sido testigos del nulo trabajo de las autoridades en la búsqueda de nuestros seres queridos que han sido desaparecidos y por ello nos unimos al reclamo del esclarecimiento de los hechos ocurridos en Ayotzinapa”, destacaron las agrupaciones.

“La investigación sobre la desaparición forzada de los estudiantes es un claro ejemplo de los recursos, métodos y acciones con los que cuenta el Estado mexicano para la búsqueda de personas desaparecidas, mismos que se han reducido a declaraciones de presuntos responsables e hipótesis científicas no corroboradas, lo que se traduce en una línea de investigación de papel” explicaron las familias.

Familiares de víctimas de desapariciones aseguran haber integrado todas las facilidades al grupo de expertos que implementará las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pues  es evidente la guerra política por ocultar las cifras de desaparición forzada y el absurdo cierre de casos ha trastocado a las familias mexicanas y no podemos permitir que el Estado pisotee la dignidad humana.

“Mientras no exista certeza legal de la muerte de los estudiantes y de nuestros desaparecidos, y no se investigue al Ejército así como al Estado delincuencial no cesaremos nuestra búsqueda incansable, concluyen las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, integrada por el Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, el Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi, el Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, la Fundación para la Justica y el Estado Democrático de Derecho y la Casa del Migrante Saltillo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.