Mexicana mezzosoprana debuta en ópera del Met de NY

Notimex

Nueva York, Estado Unidos, 30 de enero de 2015.  La mezzosoprana mexicana Cassandra Zoé Velasco, de apenas 25 años de edad, debutó la noche del jueves en la ópera Metropolitana de Nueva York con un papel en Iolanta, de Chaikovski, al lado de la estrella rusa Anna Netrebko.

La presentación constituye el más reciente logro de una mezzosoprana con una carrera vertiginosa, que apenas en 2007 comenzó a abordar el repertorio operístico y en donde ya es considerada como una de las voces más importantes del Bel Canto y de la música clásica de México.

Velasco participó, como Laura una de las amigas enfermeras de Iolanta, en una velada de programa doble, en que además fue presentada la ópera El castillo de Barbazul, de Bela Bartok. Su debut, originalmente programado para el lunes 26, fue pospuesto por la intensa nevada que azotó Nueva York.

“El Metropolitan es el sueño de muchos cantantes desde que somos jóvenes. Yo he seguido de cerca  la compañía, y deseé participar en ella desde que comencé a cantar”, afirmó Velasco, quién  se presentará en siete funciones de Iolanta, hasta el 21 de febrero.

El debut de Velasco consistió en duetos, tríos, ensamble y en el gran final,  además de compartir el escenario con Netrebko, interactuó en escena con Piotr Beczala y Aleksei Markov. La producción fue de Mariusz Trelinski quién dió a la ópera un tratamiento sombrío con personajes malintencionados.

“Estar en el Met es uno de los grandes sueños de tu carrera como cantante. Me siento realizada,  e  incluso a veces no me la creo que llego todos los días a este lugar con mi credencial del Met a prepararme”, comentó la mezzosoprana.

Con ensayos desde mediados de diciembre, Velasco explicó que su papel como Laura en Iolanta no es necesariamente complicado en términos de ejecución vocal, pero que exige habilidades para actuar y para bailar.

“Es muy duro mantenerse en el extranjero, sobresalir en una carrera como esta, con tanta competencia y exigencia, con tanta soledad. A veces creo que como mujeres es incluso más difícil, porque tienes que dejar todo por el sueño y por tu carrera”, explicó.

En esta etapa, Velasco ha estado fuera de México desde septiembre pasado y además de Nueva York tiene presentaciones en Chicago, San Diego, Houston y Nueva Jersey, para volver en verano a la Ciudad de México.

“Empecé a tener este ritmo desde 2011, cuando mi vida cambió completamente y comenzaron los viajes extenuantes, pero ya oficialmente comenzó esta etapa, luego de que Plácido Domingo me invitara al programa de perfeccionamiento operístico en Los Ángeles, en enero de 2013”, afirmó.

Su contacto con el tenor español Plácido Domingo comenzó en 2012, cuando Velasco quedó como semifinalista en el concurso de ópera Operalia, a los 23 años. Ese año, debutó también en el Palacio de Bellas Artes al lado del tenor Javier Camarena.

“Mi carrera ha sido un torbellino, y me doy cuenta cuando hago el análisis de que todo ha sucedido muy rápido. Gané mi primer premio en 2008, como una revelación juvenil, luego de que había comenzado a cantar ópera apenas en 2007”, indcó Velasco.

En su gira por Estados Unidos, Velasco participará en la puesta en escena de Las Bodas de Fígaro y, junto con el Mariachi Vargas de Tecalitlán, en El pasado nunca se termina, una ópera de José Martínez y Leonard Foglia.

Asimismo, participará en Polonia en El Amor Brujo, de Manuel de Falla, en Salve Regina, de Vivaldi, en la Ciudad de México y en Alexandre Bis, de Bohuslav Martinu, otra vez en Nueva York.

“Yo sólo quiero que Dios me ponga donde debo de estar, y así ha sido hasta ahora. Yo sólo me he dejado llevar”, finalizó Velasco.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.