Obras de Juan Rulfo profundizaron en la condición humana: experto

Notimex

México, DF., 8 de enero de 2015.- El experto del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Sigala, señaló que las y los mexicanos deben leer las obras de Juan Rulfo, ya que a través de estas pueden conocerse y entenderse a sí mismos.

El académico resaltó la importancia de la obra de este autor jalisciense en el marco del 29 aniversario de su muerte, 7 de enero de 1986.

Precisó que en su obra Juan Rulfo profundizó en la condición humana, “indaga sobre los seres humanos, sus aspiraciones, sus frustraciones, las relaciones entre los individuos y el poder”.

“Cumple el papel de dar su punto de vista, desde la literatura, sobre la locura, el incesto, la búsqueda de la felicidad por el amor; además del fracaso, la crítica social, la vida y la muerte”, puntualizó.

El escritor jalisciense, además, “echa mano de la realidad y la fantasía, lo que le permitió hacer uso de mitos y de una muy exacerbada imaginación para decir lo que necesitaba decir”.

“Tiene mucha vitalidad y qué enseñar, fue capaz de combinar el habla popular con poesía, con alta literatura; a su obra le imprimió un ritmo muy particular, que se caracteriza más por el silencio que por el sonido”, añadió el investigador de la UdeG.

Destacó que Rulfo creó una obra “que no se da con frecuencia en la literatura, es conocido, sobre todo, por escribir Pedro Páramo (1955), una de las novelas más importantes en lengua española del siglo XX, y el libro de cuentos El llano en llamas (1953), que le ganaron reconocimiento internacional”.

Este autor, continuó Ricardo Sigala, es uno de los padres del gran boom que internacionalizó la literatura mexicana.

Observó que es un escritor que parece muy regional, pero es universal, “ya que lo que le sucede a los personajes de Comala en su novela Pedro Páramo, por ejemplo, en realidad es algo que puede llegar a muchos lectores del mundo”.

“Esta obra se caracteriza, además, por su brevedad y carácter fragmentario, por sus saltos en el tiempo y en el espacio, lo que demanda un lector muy activo”, explicó el investigador.

Recordó que Juan Rulfo, quien nació en 1917, escribió también guiones cinematográficos como Paloma Herida (1963) y El gallo de oro (1963).

En 1970 recibió el Premio Nacional de Literatura de México; y en 1983, el Príncipe de Asturias de las Letras; Juan Rulfo destacó por ser un excelente fotógrafo; sin embargo, la magnitud de su obra literaria ha tendido a eclipsar su faceta en la fotografía, concluyó.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.