Usar cortisona por periodos largos puede complicar la salud

Notimex

México, DF., 28 de enero de 2015.- El uso de cortisona por periodos largos puede representar complicaciones severas para la salud, por lo que hay que tener ciertos cuidados, el médico internista del Hospital General de Occidente (HGO), Juan Alberto Rodríguez Ruíz.

Ante ello, recomendó suministrar la dosis adecuada para evitar que los efectos secundarios se presenten, así como tratar de modificar los medicamentos.

Indicó que algunos medicamentos como los corticoides tópicos, siguen siendo de los más eficaces para el tratamiento de enfermedades reumatológicas y respiratorias, así como de algunas patologías dermatológicas.

“La cortisona es una hormona que está presente en el cuerpo de todos los seres humanos, si no se contara con ella se presentarían diversos problemas de salud y no se podría hacer frente a muchas de las enfermedades”, informó Rodríguez Ruíz.

El especialista señaló que los efectos secundarios que aparecen en pacientes que ingieren este tipo de medicamentos son aumento de la glucosa, de las grasas, del colesterol y de los triglicéridos. Esto puede propiciar que se presenten afecciones cardiovasculares como infartos al corazón y al cerebro, además del desarrollo de diabetes.

“Puede presentarse una distribución muy especial de la grasa en el cuerpo, siendo la parte central del mismo la más afectada. También puede presentarse una obesidad centrípeta, donde parte del abdomen y el tórax se aumenta de manera significativa”, explicó.

Añadió que, además, “la cara se hace redonda, a lo que se le conoce como cara de luna llena, además de que en la parte trasera del cuello sale una especie de joroba”, advirtió Rodríguez Ruiz.

Dijo que los corticoides son familiares de los esteroides, por lo que también se puede incrementar la presencia del bello en diferentes partes del cuerpo, aumento en la presión arterial cuando es ingerido constantemente, además de que se pueden presentar padecimientos como osteoporosis y problemas en el sistema circulatorio con la aparición de várices.

Es importante señalar, que la cortisona no se puede dejar de suministrar de un día para otro, debe ser poco a poco puesto que pueden presentarse complicaciones como la baja de presión arterial, niveles de glucosa y hasta afectar anímicamente a la persona.

“El cuerpo humano, cuando le quitan el medicamento, deja de producirla y puede traer complicaciones contrarias al aumento de la dosis, ya que su cuerpo ya no la forma y viene una descompensación y, con ello, una descompensación muy seria de estos pacientes que pueden llegar a depender de por vida de la misma”, agregó.

El especialista destacó que es importante no automedicarse, por lo que lo recomendable es ponerse en manos de un especialista para que prescriba la dosis de corticoide que se requiera.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.