Atienden 200 policías emplazamiento; Cué podría desalojar cuartel

Texto y Foto: Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 17 de febrero de 2015.- Unos 200 policías estatales respondieron al exhorto de la administración estatal para reintegrarse este martes a la corporación luego de 17 días de paro de actividades y permanecer  en condición de amotinamiento  en las instalaciones del cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP),  en el municipio counrbado de Santa María Coyotepec.

El emplazamiento a casi 600 elementos operativos para que hoy se concentraran a las  14:00 horas, en las instalaciones del Estadio de Fútbol “Benito Juárez”, en la zona oriente, sólo fue atendido por dos centenas de paristas quienes discretos se presentaron antes de la hora fijada la  noche del lunes.

Al lugar llegaron con los mandos policiacos ante quienes pasaron revista; se espera que en breve los superiores jerárquicos les notifiquen  el Protocolo Interno para su reinserción al servicio.

En relación a los elementos que no atendieron la convocatoria, la SSP  reiteró que les iniciará el procedimiento administrativo disciplinario y se procederá a su baja definitiva como elementos activos de la Policía Estatal.

Al vencer el plazo, el gobernador, Gabino Cué, adelantó a la prensa que su administración se reserva el derecho de recuperar el cuartel general de la dependencia.

Descartó la negociación con lo paristas quienes hoy, a través de sus representantes, exigieron el salario completo por los días no devengados , y no les impongan medidas sancionadoras.

La policía de Oaxaca requiere de institucionalidad, dijo, “no se puede mediante la presión y chantaje realizar un paro de 17 días y quieran que se les pague lo que no trabajaron, mientras hubo policías que sí estuvieron arriesgando su vida y trabajaron”.

A la vez, aceptó que entre los paristas algunos portan armas a pesar de que la armería de la SSPO fue resguardada por la Secretaría de la Defensa Nacional después del operativo fallido de la Policía Federal y Agencia Estatal de Investigación (AEI) para desalojar a los paristas.

Por otra parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo informó que  concluyó la etapa de mediación y pasará a una etapa de revisión del caso, a fin de emitir en próximo tiempo un informe especial sobre las condiciones en que operan las fuerzas de seguridad pública en el estado.

 Recordó que el organismo defensor  decidió en primera instancia ejercer las facultades de intervención que le otorga la ley para salvaguardar la integridad física y el derecho a la vida y a la libertad de las personas retenidas y detenidas durante los enfrentamientos entre policías estatales y agentes estatales de investigación, y también al percatarse de que el paro policial podría escalar en gravedad, inclusive hasta poner en riesgo la paz social en el estado.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.