Cinco polícias lesionados y dos retenidos, tras intento desalojo

Patricia Briseño/Foto:JLP

Oaxaca, Oax., 13 de febrero de 2015.- Al menos cinco agentes policiacos lesionados y  dos  retenidos es es el saldo provisional del intento fallido del desalojo de policías inconformes del cuartel de la Policía Estatal, ocurrido esta madrugada  en el municipio de San Bartolo Coyotepec, al sur de la capital del Estado.

De acuerdo con los primeros reportes,  en un operativo conjunto, elementos de la Policía Federal y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) durante la madrugada de hoy –alrededor de las 3:30  horas- intentaron ingresar al cuartel para ejecutar el desalojo del inmueble que desde hace una semana ocupan los elementos inconformes como medida de presión ante la supuesta falta de respuestas a sus demandas laborales.

En respuesta, policías inconformes se reagruparon para repeler el operativo con armas de fuego, lo cual dejó a cinco agentes federales heridos y retuvieron a otros dos en el interior cuartel.

“Los elementos inconformes cuentan con la posesión de 3 mil 434 armas largas y cortas y  más de 500 mil cartuchos de diferentes calibres, así como equipo táctico y vehículos de la corporación” informó el Gobierno del Estado

El enfrentamiento causó que habitantes de los municipios vecinos de San Bartolo y Santa María Coyotepec se concentrarán afuera del inmueble, ubicado a un costado de la Carretera Federal 175, Oaxaca – Puerto Escondido.

Por su parte, el Gobierno del Estado confirmó esta mañana la acción policiaca que involucró a un grupo de 500 elementos de la Policía Federal y de la AEI para desalojar “ a los elementos insurrectos apostados dentro del cuartel hace 13 días”.

Según el reporte oficial “fuentes de inteligencia revelan que al enterarse de una eventual suspensión de salarios, los elementos policiacos amotinados- bajo el comando del policía  Jeyco Pérez Morales- pretendían realizar movilizaciones y actos de presión en oficinas gubernamentales y sitios públicos, fuertemente armados y en vehículos oficiales, a fin de forzar a la Secretaría de Seguridad Pública el pago de su quincena, además de iniciar una escalada de desestabilización que pondría en riesgo a la población”.

Frente a la agresión, la Policía Federal se replegó a una distancia de 300 metros de las instalaciones en espera de refuerzos.

Ante estos hechos, el  Gobierno Estatal  hizo un llamado a los elementos de seguridad pública amotinados a deponer su actitud de hostilidad y entregar sus armas, para instaurar el Estado de Derecho y no poner en riesgo la integridad física y patrimonial de la población.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.