Demanda Sección 22 en Congreso no aplicar reforma educativa

Patricia Briseño/Foto: JLP

Oaxaca,Oax., 06 de febrero de 2015.-  Profesores y profesoras  del magisterio oaxaqueño, adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cercaron ayer la sede del Congreso local, ubicado en el municipio conurbado de San Raymundo Jalpan.

La representación magisterial que participó en esta acción, le demanda al  Poder Legislativo fijar su posición política y declaren que en Oaxaca no existen las condiciones  para aplicar la Reforma Educativa, por atentar contra la educación pública, laica y gratuita.

A partir de las 8:00 horas, las delegaciones sindical de los sectores Valles  Centrales, Ciudad y Periferia,  partieron del centro histórico de la ciudad al reciento, en la zona sur, para apostarse  alrededor de la sede del Poder Legislativo donde diputados, diputadas,  trabajadores administrativos y sindicalizados no acudieron a trabajar. La sesión prevista para ayer jueves se recalendarizó para mejor ocasión.

Los sindicalistas estacionaron sus vehículos particulares al alrededor del Congreso ante la ausencia de una base magisterial desinteresada por las movilizaciones diarias. Menos de una centena de vehículos permanecieron aparcados a un costado del edificio público.

De los 2 mil sindicalistas convocados apenas llegaron unos 500.

Al paso de las horas, el fastidio era inocultable a pesar de los plásticos y lonas extendidos sobre el enrejado del inmueble. El aburrimiento causó estragos en aquellos que un día estuvieron plantados afuera de las oficinas de las sedes de los partidos políticos.

Para la hora del retiro del cerco, previsto para las 18.00 horas, la mayoría de profesores disidentes se habían retirado de edificio del Congreso, ubicado sobre un paraje donde la aridez sentó sus reales.

El manifestación de la Sección 22 del SNTE afuera del Congreso fue un acuerdo de la asamblea estatal del magisterio celebrada el  pasado sábado cuando también se determinó que la  membresía total (de 81 mil 300 sindicalizados) suspenderá labores por 72 horas, los días 9,10, y 11 de febrero, para sumarse a la movilización masiva nacional convocada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La representación magisterial le requiere a las y los legisladores  “comprometerse a incluir en la agenda legislativa una iniciativa de reforma de ley a favor del Plan de Transformación de los Trabajadores de la Educación (PTEO) promovido por la CNTE”.

En el plantón al Congreso local no ameritó la suspensión de clases en los centros escolares de educación pública  de la ciudad ni la periferia.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.