Espondilitis anquilosante puede tratarse con medicamentos

Notimex

México., 26 de febrero de 2015.-  La espondilitis anquilosante es una enfermedad que ocasiona inflamación que conlleva al dolor y rigidez y puede afectar a muchas zonas del cuerpo, tales como las vértebras de la columna lumbar, las articulaciones entre la base de la columna y la pelvis (conocidas como articulaciones sacro-ilíacas).

De acuerdo con un comunicado de Mayo Clinic, las articulaciones de la cadera y hombros, así como el cartílago entre el esternón y las costillas se suman a estas áreas que pueden resultar afectadas por dicho padecimiento.

En algunos pacientes, la inflamación puede afectar otros órganos, como los ojos, conduciendo a una afección llamada iritis o uveítis.

A decir de Eric Matteson, del departamento de Reumatología de Mayo Clinic, los síntomas de la espondilitis anquilosante empeoran con el tiempo pero en otros casos pueden mejorar o hasta desaparecer por completo, toda vez que los medicamentos son la forma más eficaz de tratamiento y la mayoría no necesita cirugía.

Al no existir una cura para la espondilitis anquilosante, abundó, los síntomas pueden ser tratados con medicamentos y el tipo específico para los brotes depende del lugar de presentación en el cuerpo.

Junto con los medicamentos, la fisioterapia también puede servir para aliviar los síntomas de la espondilitis anquilosante, además de mejorar la fuerza y la flexibilidad del cuerpo.

Se recomienda consultar con médico si la fisioterapia sería útil en cada caso y de ser así, la o el especialista puede recomendar una reunión con un fisioterapeuta con el objetivo de aprender ejercicios adecuados para la situación.

Cuando dichos brotes producen rigidez y dolor en la columna indican inflamación activa, pero cuando persisten los síntomas el tratamiento sugiere administrar medicamentos conocidos como antagonistas del factor de necrosis tumoral (FNT).

El doctor Matteson refiere que la cirugía para esta enfermedad suele reservarse solo para aquellos casos en los que los daños importantes sean en las articulaciones de brazos y piernas y que la operación de la columna es necesaria sólo en casos raros.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.