Maestro no murió por enfrentamiento con federales: CNS

MVS

México. DF., 26 de febrero de 2015.-Tras el desalojo de integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y del Sindicato Único de Servidores Públicos en Acapulco, cuyo saldo fue de una persona fallecida, varios lesionados y detenidos; el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Monte Alejandro Rubido, dijo que de acuerdo a la necropsia, la causa de la muerte del maestro jubilado, Claudio Castillo Peña, de 60 años,  no fue por los golpes de los policías federales sino por atropellamiento.

Rubido García mencionó que de acuerdo a la necropsia de la fiscalía del estado, el maestro no sufrió traumatismo craneoencefálico como algunas versiones lo destacaban, sino que al parecer murió por aplastamiento.

“La información indica que el fallecimiento no fue producto entre el enfrentamiento de los manifestantes e integrantes de la policía federal, es decir, muy posiblemente el fallecimiento fue producto de otro evento distinto, sin embargo he instruido para profundizar en las investigaciones a efecto de determinar con toda precisión los motivos del fallecimiento”.

Y es que a decir del funcionario federal, Castillo Peña tenía fracturadas las costillas, traumatismo de tórax y los pulmones perforados, lo que supone que fue resultado del atropellamiento del mismo camión que utilizaron los maestros para lesionar a los policías federales.

Agregó que tras el enfrentamiento entre maestros de la Ceteg y elementos de la Policía Federal, la víctima fue trasladada al Hospital Naval de Acapulco y que debido a la gravedad de las lesiones recibió atención especializada muriendo a las 4:00 am de este miércoles.

Al dar un mensaje ante los medios de comunicación, detalló que alrededor de las 19:30 horas del martes, un autobús intentó arrollar a policías antimotines que mantenían un cerco de seguridad para impedir el paso de los manifestantes, quienes pretendían llegar a la terminal aérea.

“Unas cuatro mil 500 personas de diversas organizaciones sociales, se manifestaron en el puerto de Acapulco, con la intención de tomar las instalaciones del Aeropuerto Internacional de aquella ciudad. No pretendían hacerlo pacíficamente, dado que varios de ellos portaban palos, piedras y tubos con el objeto de agredir. Los policías estaban equipados únicamente con tolete y escudo”.

Sin embargo,  dijo que los policías colocaron una camioneta para frenar al vehículo. Después los oficiales abordaron la unidad y detuvieron al chofer, lo que provocó un enfrentamiento entre federales y maestros, cuyo saldo fue de una persona fallecida, siete policías, y 15 manifestantes lesionados, de los cuales 14 ya fueron dados de alta.

De las 106 personas detenidas, ocho siguen declarando en el Ministerio Público Local, mientras que los demás ya fueron liberados.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.